Lo ven como la red criminal de más amplio alcance y extensión en Europa, Asia, Australia y el resto del mundo

Por Doris Gómora

EL UNIVERSAL

CD. DE MÉXICO.- La operación del Cártel de Sinaloa como una transnacional ha provocado que su red se extienda también a Medio Oriente, Asia, el Norte de África y además estableciera alianzas estratégicas con la Cossa Nostra italiana para operar en parte de esas zonas, dando un total de 54 países, en algunos de los cuales los congresos federales han establecido acciones en contra de la organización delictiva mexicana.

Reportes gubernamentales, sesiones de congresos, asesinatos, detenciones y procesos judiciales en esos países registran, desde 2005, el crecimiento de la organización de Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera en narcotráfico, piratería, trata humana, tráfico de medicamentos, “lavado de dinero”, entre otros, así como el desplazamiento de grupos criminales locales e internacionales que operaban en ellos.

“De todos los cárteles mexicanos, el de Sinaloa tiene el más amplio alcance y extensión en Europa, Asia, Australia” y el resto del mundo, señaló Rodney Benson, jefe de inteligencia de la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA, por sus siglas en inglés) en una comparecencia ante el Congreso de Estados Unidos.

El Cártel de Sinaloa opera como un consorcio de empresas donde Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera no controla la organización desde hace tiempo, y el liderazgo ha sido dividido entre Ismael “El Mayo” Zambada García y Juan Esparragoza Moreno, “El Azul”, señala información de la agencia.

La organización transnacional de Sinaloa es altamente compleja y compartibilizada que opera y controla operaciones criminales en México y otros países de todos los continentes, además destaca por tener más líderes listos en la línea de sucesión para que el cártel no pierda las operaciones, además se adapta constantemente a los cambios en el medio, menciona.

El esquema que ha desarrollado la Federación de Sinaloa, explica, les ha permitido convertirse en un poderoso consorcio que opera con alianzas mediante las cuales comparte recursos con el propósito de traficar droga y efectuar otras operaciones ilegales.

De esta forma ha logrado penetrar en mercados no tradicionales para las organizaciones criminales mexicanas, como es el caso de Asia, Medio Oriente, Norte de África y Australia, en este último hasta el Congreso ha tomado acciones al respecto.

Las autoridades de Australia ubican al Cártel de Sinaloa como el mayor proveedor de droga en ese País, especialmente de cocaína y metanfetaminas, por lo que la Procuraduría General de ese País logró que la Asamblea Legislativa de Canberra aprobara las enmiendas presentadas a la Ley Contra el Crimen para frenar cualquier opción que pueda tener la organización de “El Chapo” o cualquier otra incluyendo penas más severas.

La policía de Australia informó que el Cártel de Sinaloa comenzó a introducir 500 kilos de cocaína desde marzo de 2008, lo que representaba la mitad de esa droga que se trafica en ese País, pero desde 2010 la cifra fue aumentando, así como los aseguramientos, algunos de los cuales superaron los 100 millones de dólares australianos.

En China, Filipinas, Japón y otros países de Asia la presencia del Cártel del Sinaloa se ha incrementado desde 2007, pero mientras se han reportado detenciones y aseguramientos relacionados con esa organización, autoridades locales consideran que el grupo criminal de El Chapo opera con alianzas.

Por otra parte, desde 2006 las investigaciones de la DEA e INTERPOL hallaron que África se ha convertido en el lugar de mayores transbordos de precursores químicos destinados al continente americano, destacando la organización de Sinaloa en esas transacciones.

Con presencia física en Mozambique, República Democrática del Congo, Ghana y Nigeria, el cártel de “El Chapo” ha logrado alianzas con grupos locales tanto en tráfico de drogas como en precursores. En tanto, en alianza con organizaciones de tráfico de heroína en Medio Oriente, la organización ha incrementado su presencia en esa región, así como en la parte de Europa del Este, donde paga más por el uso de rutas, pero le es rentable, menciona la información.