Por Adán García Cervantes
AGENCIA REFORMA
MORELIA.- Con la instalación del Concejo de Autodefensas y la determinación de desconocer al alcalde priísta Uriel Chávez, el movimiento armado consumó ayer la toma de Apatzingán.
El levantamiento fue encabezado por el vicario Gregorio López, “El Padre Goyo”, uno de los promotores del grupo civil armado.
Ante cientos de personas congregadas en la plaza principal, el párroco advirtió que irán tras los criminales que aún quedan en la zona.
“Tenemos más de mil 500 voluntarios monitoreando (a los delincuentes) en la sierra”, advirtió.
Conocido por promover el movimiento de autodefensas y de oficiar misas portando chaleco antibalas, “El Padre Goyo” afirmó que el movimiento civil no pacta con delincuentes y que trabajarán hasta devolver la tranquilidad a Apatzingán.
Afirmó que el objetivo es acabar con el cobro de cuotas, extorsiones, secuestros y ejecuciones.
López estuvo flanqueado por Hipólito Mora, Estanislao Beltrán y José Manuel Mireles, tres de los principales líderes del Concejo General de Autodefensas en Michoacán.
La conformación del Concejo de Autodefensas en Apatzingán se dio 21 días después de que el movimiento armado lograra ingresar a esa localidad para tomar el control de la seguridad, junto con fuerzas federales.
Hasta ahora, la presencia de autodefensas se había limitado a establecer puestos de revisión en la periferia pero sin lograr conformar el Concejo local, hasta ayer.
Dentro de esta lucha, el jueves pasado agentes federales dieron muerte en un tiroteo a Francisco Galeana, alias “El Pantera” y quien era considerado el jefe de plaza de Los Templarios en Apatzingán.
Ayer, los autodefensas acordaron desconocer al edil, quien ha sido acusado públicamente por ese movimiento de presuntos nexos con el crimen organizado.
“Es una real vinculación, desde la campaña (electoral de 2011), sus nexos. Hay testimonios fehacientes de sus reuniones, de sus pactos, de sus órdenes, de sus ataques”, declaró el párroco Gregorio el pasado 19 de febrero.
De acuerdo con el cura, el jefe de seguridad del alcalde también está implicado con la delincuencia.
“Su jefe de seguridad era el que levantaba; él sabía, él ordenaba a quién se levantaba”, expresó.
Tras el mitin, seguidores de los autodefensas realizaron una manifestación afuera del Palacio Municipal y amagaron con tomar el edificio a partir de este lunes.