Banner

Staff
AGENCIA REFORMA
CD. DE MÉXICO.- La Procuraduría Federal del Consumidor (PROFECO) colocó sellos de suspensión de la actividad comercial en 197 establecimientos de autos usados en el País, como resultado de 649 visitas.
“Las irregularidades detectadas son: no contar con contrato de adhesión registrado ante PROFECO; no informar los términos y condiciones de la venta o consignación; no mostrar las especificaciones técnicas del vehículo; no exhibir precios, y no establecer claramente en la garantía su alcance, vigencia, duración, cobertura y condiciones, de acuerdo con la NOM-122-SCF-2010 (prácticas comerciales-elementos normativos para la comercialización y/o consignación de vehículos usados)”, detalló la PROFECO en un comunicado.
Los estados donde se aplicó la medida son Baja California, Baja California Sur, Chiapas, Chihuahua, Coahuila, Distrito Federal, Durango, Estado de México, Guanajuato, Guerrero, Hidalgo, Jalisco, Michoacán, Nuevo León, Puebla, Querétaro, Quintana Roo, San Luis Potosí, Sonora, Tabasco, Tamaulipas, Tlaxcala, Veracruz, Yucatán y Zacatecas.