La tormenta afecta una amplia zona que comprende también los estados de Ohio, Pensilvania, Nueva Jersey y Nueva York, donde provocó precipitaciones de más de cinco pulgadas de nieve a su paso durante la noche del domingo y la madrugada del lunes.

NOTIMEX
Washington.- La capital estadunidense amaneció hoy semiparalizada a consecuencia de la tormenta invernal Titán que afecta gran parte del noreste y la costa del Atlántico medio y que ha desquiciado el tráfico aéreo regional.
La tormenta, que arribó la noche del domingo con una combinación de lluvia y hielo, podría provocar precipitaciones de hasta 12 pulgadas de nieve en algunas áreas de la región, que ha registrado uno de los inviernos más fríos y crudos en décadas.
En anticipación a su arribo, el gobierno federal en Washington cerró sus puertas, lo mismo que la mayoría en el área metropolitana, así como las escuelas, además de algunos comercios y oficinas privadas.
El sistema de transporte público fue suspendido durante la mañana a causa de la fuerte precipitación que podría dejar una acumulación de hasta 10 pulgadas de nieve cuando el sistema haya dejado la región más tarde este lunes.
El transporte colectivo metro operaba con algunos retrasos, en tanto que la mayor parte de la zona metropolitana lucía semidesierta, con muy pocos vehículos circulando, escasa presencia de personas en las calles y muchos negocios cerrados.
El mal clima forzó incluso a la Casa Blanca a suspender la habitual conferencia de prensa del vocero presidencial Jay Carrey, no así el encuentro previsto para esta tarde entre el presidente Barack Obama y el Primer Ministro de Israel, Benjamín Netanyahu.
Más de cuatro mil 500 vuelos habían sido cancelados hasta las primeras horas de este lunes, de acuerdo con el portal electrónico FlightAware.com, la mayoría de ellos en los tres aeropuertos que sirven el área metropolitana de la capital.
La fuerza de la tormenta se manifestaba este lunes en la mayor parte de Maryland, Virginia, Carolina del Norte, Delaware y Virginia Occidental, donde el Servicio Nacional de Meteorología anticipó una precipitación de entre cinco y 12 pulgadas de nieve.
La tormenta afecta una amplia zona que comprende también los estados de Ohio, Pensilvania, Nueva Jersey y Nueva York, donde provocó precipitaciones de más de cinco pulgadas de nieve a su paso durante la noche del domingo y la madrugada del lunes.