Por Alan Miranda
AGENCIA REFORMA
CD. DE MÉXICO.- Controlar los precios de los boletos de avión, como sugiere una iniciativa originada en la Cámara de Diputados, podría afectar la rentabilidad de las aerolíneas, sostuvo Alexandro Argudín, titular de la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC).
“Tendremos una reunión de acercamiento con ellos para encontrar medidas que permitan al público tener mayor acceso al transporte, como dijo el secretario (de Comunicaciones y Transportes) Gerardo Ruiz Esparza, mayor conectividad y menor precio, precios justos”, dijo.
“Pero no podemos fijar precios, porque al final podríamos poner en riesgo la suficiencia económica de las empresas”, agregó.
El funcionario aseguró que durante los últimos seis años, los aumentos de precio de los boletos de avión han sido menores a la inflación, de acuerdo con datos del Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC), que elabora el INEGI.
En las últimas semanas, algunas aerolíneas han publicado ofertas de boletos por debajo de 900 pesos a varios destinos.
De hecho, Volaris atribuyó la pérdida de 97 millones 115 mil pesos, registrada en el tercer trimestre de 2013, a la reducción que hizo en sus tarifas en algunas de sus rutas más importantes, ante una mayor presencia de competidores.
“Obviamente estamos vigilando la actividad financiera de las empresas, pero hoy en día no tenemos ningún foco rojo que reportar”, explicó Argudín.