Banner

Por Verónica Jiménez
AGENCIA REFORMA
FRANCISCO I. MADERO.- La Secretaria de Desarrollo Social del Gobierno de la República, Rosario Robles, se deslindó del acaparamiento de la ayuda para los damnificados de Guerrero.
De acuerdo con la funcionaria, las bodegas halladas con las despensas son manejadas por el DIF Estatal.
“Se encontraron bodegas del DIF Estatal y esas no son de nuestra competencia”, señaló.
En Francisco I Madero, Robles sostuvo que todo el acopio que llegó del Gobierno, de la sociedad civil y del Fondo Nacional de Desastres (Fonden) pasó por las manos del Ejército. Recordó que tras la contingencia en Guerrero, fueron distribuidas casi 800 mil despensas de ahí que lo que pasó en el DIF estatal, no le compete.
“Lo que pasó en el DIF no es de nuestra competencia”, reviró Rosario Robles.
La funcionaria federal abundó que el DIF estatal deberá responder por el acaparamiento de la ayuda para los damnificados por las lluvias.
Reiteró que la SEDESOL no maneja despensas y que toda la ayuda para los damnificados llegó directamente a las Secretarías de la Defensa Nacional y de Marina para ser distribuida en Guerrero.