Banner

Michoacán produce mil 300 toneladas del cítrico al día

Por Benito Jiménez

AGENCIA REFORMA

CD. DE MÉXICO.- La Intervención de los grupos de autodefensa en el precio del limón y el mal tiempo que azotó a la cosecha a finales del año pasado, mantienen al cítrico en las nubes.

“Tuvimos afectaciones climáticas muy fuertes en 2013 y hoy están los resultados, sin embargo Michoacán está marcando la pauta en la producción de limón a nivel nacional, está cubriendo la demanda en alrededor del 90 por ciento.

“Colima trae una producción muy baja, Oaxaca igual, Guerrero prácticamente está llenando su mercado y eso está llevándonos a estos precios tan elevados”, explicó Sergio Ramírez Castañeda, integrante del Comité Nacional del Sistema Producto Limón Mexicano.

Ramírez, cuya representación tiene sede en Apatzingán, precisó que Michoacán produce unas mil 300 toneladas al día, de mil 800 con las que promedió en 2013.

Sin embargo, fuentes de la Asociación de Citricultores del Valle de Apatzingán afirmaron que el ingreso de los grupos de autodefensa al tianguis limonero, también fue detonante para que se elevara el precio del cítrico.

“Metieron la cuña, desde inicios de febrero cantaron el precio de limón a 20 pesos, a ese peso el kilo se fue elevando y los productores lo tienen ahora en 30 pesos, con esto ganan ellos, los autodefensas pues en su mayoría viven del limón, pero pierde el consumidor”, indicó un representante de la asociación.

El 10 de febrero líderes de los grupos de autodefensa arribaron al tianguis limonero, en Apatzingán, y llamaron a los productores a fijar el precio de limón, que en ese momento oscilaba en los 15 pesos por kilo.

“¿A cómo lo ponemos?”, preguntó en esa ocasión el comandante Cinco a Estanislao Beltrán, entonces vocero de los grupos de autodefensa.

“A 20 pesos, a ver señores, vamos a fijar el precio a 20 pesos, que levante la mano los que están de acuerdo, ya, entonces así queda. A 20 pesos y vámonos recio”, expresó el Comandante Cinco, limonero y líder autodefensa en Tepalcatepec.

Actualmente a los productores otorgan el kilo de limón persa o mexicano hasta en 30 pesos.

“Lo menos es a 28 pesos el kilo, ya no se bajan de ahí, ese precio les conviene a los productores y cortadores, pero va mermando la economía del resto de la cadena y obviamente al consumidor, lo que los autodefensas argumentan es que por mucho tiempo se vieron afectados por las extorsiones de Los Caballeros Templarios, para ellos este precio es un respiro”, añadió la fuente de la asociación de citricultores.

En el apogeo de los operativos federales, los grupos de autodefensa se metieron hasta la cocina en el ramo limonero.

Ese mismo 10 de febrero anunciaron además la destitución de la mesa directiva de la asociación limonera de Apatzingán, que aglutina a más mil productores.

Esto, aseguraron, para poner a la cabeza a una persona que no tenga nexos con los templarios.

También acordaron realizar una auditoría a la dirigencia removida y llevar a cabo un inventario de lo que dejaron los templarios en el tianguis limonero.

Ramírez Castañeda coincidió en que el alto precio de limón beneficia a productores y merma el bolsillo de los consumidores.

“Rompimos nuestro récord que teníamos de hace tres años, hoy por hoy nuestros amigos limoneros venden el limón entre 28 y 30 pesos, todo mundo sale beneficiado cuando el limón anda así (en ese precio) aquí el único problema es al consumidor, por ejemplo, de la Ciudad de México, que desde hace unos días lo están consiguiendo hasta en 65 pesos”, manifestó Ramírez Castañeda.

“Quiero decirte que no es otra cosa más que la voracidad de las tiendas departamentales y de los distribuidores allá en el DF, aún con que los productores lo den a 30 pesos, ustedes deben estarlo consumiendo a 50 pesos, si no es así deben denunciarlo ante la PROFECO”.

Ramírez añadió que la producción del cítrico se normalizará en la primera quincena de abril por lo que el precio de limón volverá a su promedio normal.

Michoacán cuenta con 30 mil hectáreas de superficie para la producción de limón de acuerdo con datos de la Asociación de Citricultores del Valle de Apatzingán.

La cosecha se concentra en Apatzingán, Buenavista, Nueva Italia, Parácuaro, Tepalcatepec, Aguililla, La Huacana, Coahuayana y Huetamo.