Advierte Secretaría de Educación que ni compadrazgo, ni amiguismo o la venta o la herencia es como se darán los cargos de asesores pedagógicos

EL UNIVERSAL

CD. DE MÉXICO.- La Secretaría de Educación Pública (SEP) anunció que no habrá más comisionados sindicales en las tareas académicas escolares y quienes aspiren a ocupar los cargos de asesores pedagógicos deberán presentar un examen.

Al explicar y enfrentar las críticas de quienes han afirmado que la reforma fue laboral y no educativa, la subsecretaria de Educación Básica, Alba Martínez Olivé aseguró que la SEP recuperó la rectoría de la educación en el País al acabar con los “usos y costumbres” que ocurrían con el corporativismo.

Atribuyó que debido a que esas prácticas no fueron modificadas en otras reformas educativas, no fueron exitosas.

El Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) es quien mayoritariamente integra a los comisionados como asesores técnicos pedagógicos.

La funcionaria aseguró que ya no será ni el compadrazgo, el amiguismo o la venta o la herencia como se dará continuidad a esas tareas de asesoría a los docentes, sino que por primera vez habrá un cuerpo especializado en esas actividades.

Al participar en el 7º Seminario Internacional de Educación Integral, realizado en la Biblioteca México por la Fundación SM, la funcionaria anunció que en breve se publicarán los lineamientos de gestión escolar en los que se definen las tareas escolares y “evitar las invasiones al quehacer docente. Que sí se puede hacer y que no se puede hacer en el aula”.

Estimaciones de la dependencia refieren que 30% del tiempo en la escuela apenas se ocupa en las tareas académicas de aprendizaje, refirió.

La subsecretaria dijo que uno de los grandes problemas de la escuela mexicana y que se debe cambiar es “el desperdicio del tiempo... Se va en rituales y trámites administrativos”.

Al describir ante docentes y especialistas de la educación los principios y líneas generales de la Reforma Educativa, que defendió, dijo que por primera vez los dos millones de maestros mexicanos -según datos preliminares del censo del INEGI- contarán con un foro para poder acompañar y configurar la práctica docente.

Alva Martínez aseguró que las reformas educativas emprendidas en administraciones federales iniciaron con la transformación de los planes y programas de estudio; y como en ésta ocasión no fue así “se nos critica”.

Pero esas anteriores reformas no lograron mejorar la calidad del sistema. Como muestra presentó los resultados de la prueba PISA, de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), que refleja que al concluir la educación básica -al tercero de secundaria- el 80% de los estudiantes mexicanos no tienen los conocimientos necesarios para enfrentar el mundo contemporáneo.

Dijo que ante esa “tragedia de los resultados” se decidió iniciar una reforma para transformar la relación del sistema y “recuperar la rectoría en el corporativismo”.

Esa fue la razón por la que se modificaron las leyes y reglas para modificar los “usos y costumbres” del sistema educativo.

La reforma actual inició por cambiar esa relación corporativa.