El bebé pesó 2 kilos 800 gramos, con una talla de 50 centímetros y él y su madre se encuentran sanos.

EL UNIVERSAL
IRAPUATO, Gto.- Una campesina de 18 años de edad dio a luz a su bebé en la vía pública, en el exterior del Hospital General de Irapuato, después de que los guardias del lugar le impidieron el paso por el acceso principal. "¡Váyase, la entrada es por urgencias!", le indicaron.
La directora del Hospital, Mónica Reyes Berlanga, rechazó que a la joven se le haya negado el servicio, sino que se trató de un "alumbramiento fortuito" y que la madre no alcanzó a llegar a la institución.
Un familiar de la joven, que pidió la reserva de su nombre para evitar reclamos "porque ella está hospitalizada", mencionó que la noche del jueves "Lourdes" se presentó en la puerta principal y el personal de seguridad le indicó que debería entrar por urgencias y en ese trayecto parió.
Enseguida dos médicos salieron e ingresaron a la muchacha al hospital con su hijo, "un hombrecito" y después los pasaron a una cama, dijo.
María de Lourdes, de 18 años de edad, de la comunidad "El Carrizalito", llegó al Hospital en un taxi a las 18:38 horas de ayer jueves.
La directora del hospital enfatizó que la madre acudió a pedir atención en forma tardía, 12 horas después de que había presentado dolores de parto. "Desde las 6:00 de la mañana había empezado con dolores", pero hasta las 5:00 se trasladó en el vehículo para pedir atención médica, comentó.
"Durante el traslado de su domicilio al hospital a bordo de un taxi se le rompió la fuente y cuando descendió del vehículo se le salió el producto", señaló.
Durante su embarazo, Lourdes no acudió a control prenatal y tenía 39 semanas de gestación al momento del parto, explicó.
El bebé pesó 2 kilos 800 gramos, con una talla de 50 centímetros y él y su madre se encuentran sanos.