Abandonó empresa contratos por 4,902 millones de pesos

Por Abel Barajas
AGENCIA REFORMA
CD. DE MÉXICO.- El barco OSA Goliath dejó sin cumplir trabajos derivados de un contrato de 4 mil 902 millones de pesos otorgado por Petróleos Mexicanos a Oceanografía.
Vigente hasta diciembre próximo, el convenio es para brindar mantenimiento a las instalaciones de PEMEX Exploración y Producción (PEP) en el Golfo de México.
El 20 de septiembre de 2007, a través de una licitación pública, la paraestatal adjudicó el contrato 428237849 a la empresa de Amado Yáñez Osuna, para que prestara sus servicios del 16 de junio de 2008 al 15 de junio de 2013, según información de la Auditoría Superior de la Federación.
Por diversos contratiempos, los trabajos registraron retrasos, lo que llevó a firmar cuatro convenios modificatorios y a reemplazar la embarcación Caballo Azteca, responsable original de brindar los servicios, por el buque OSA Goliath.
El 30 de marzo de 2010, PEP otorgó la última prórroga de los trabajos en este contrato, con lo que se establecieron nuevas fechas de inicio, para el 24 de diciembre de 2009, y de término, para el 23 de diciembre de 2014, según el oficio OAG/GJEP/SSJRM/JALC/0001590/2009.
En este documento, suscrito el 2 de abril de 2009, la subgerencia de Servicios Jurídicos Regiones Marinas justificó que se configuró “el caso fortuito o de fuerza mayor”, previsto en una cláusula del contrato original.
La embarcación debía cumplir tareas de montaje y adecuaciones de equipos y estructuras, y servicios de apoyo a la operación en las instalaciones de PEP, en 46 plataformas de los pozos “Cantarell” y “Ku Maloob Zaap”.
En su revisión de la Cuenta Pública 2010, la ASF auditó 825 millones 712 mil pesos de este contrato -el 20% del total- y determinó 4 observaciones, las cuales generaron un total de 4 recomendaciones, una de ellas de responsabilidad administrativa sancionatoria.
También recomendó a PEP emitir mecanismos de control, a fin de verificar que las embarcaciones de bandera extranjera de Oceanografía mantuvieran vigentes los permisos de navegación por el periodo de ejecución del contrato, para asegurar su cumplimiento.
Lo anterior, porque el OSA Goliath tenía en aquel momento bandera panameña.
El barco de Oceanografía, valuado en 245 millones de dólares y por tanto el activo más importante de la empresa, se encuentra en altamar.
Una firma noruega con la que Oceanografía tiene un incumplimiento de un bono millonario, dice tener el control de la nave desde el 28 de febrero, el mismo día en que la PGR emitió un aseguramiento sobre la empresa de Yáñez, aunque la autoridad aún no tiene a su alcance la embarcación.