Este programa agiliza en aeropuertos los flujos de turistas y de personas de negocios mexicanas y estadounidenses

Por Antonio Baranda

AGENCIA REFORMA

CD. DE MÉXICO.- “Viajero Confiable”, que comenzó a operar el pasado 13 de diciembre en nuestro País, está en proceso de expansión.

Este programa que agiliza en aeropuertos los flujos de turistas y de personas de negocios mexicanas y estadounidenses, arrancó en tres terminales del País.

Éstas son los aeropuertos internacionales de la Ciudad de México, San José del Cabo y Cancún, donde se instalaron 14 kioscos de internación y 6 de “enrolamiento”.

No obstante, el Instituto Nacional de Migración (INM), que se encarga de implementar el programa, prevé expandirlo este año a 10 aeropuertos adicionales.

De acuerdo con datos del INM, serían las terminales de Hermosillo, Sonora; Mazatlán, Sinaloa; Puerto Vallarta y Guadalajara, Jalisco; así como Morelia, Michoacán.

También Querétaro, Querétaro; Zihuatanejo, Guerrero; Monterrey, Nuevo León; León, Guanajuato; y Cozumel, Quintana Roo.

El proyecto de expansión contempla la instalación de 20 kioscos de internación y 10 de enrolamiento en estos aeropuertos.

Los mandatarios de México, Estados Unidos y Canadá acordaron el 19 de febrero, durante la Cumbre de Líderes de América del Norte, lanzar un plan precisamente para agilizar el flujo de personas.

Derivado de este acuerdo, el Gobierno Federal ampliará Viajero Confiable también a ciudadanos canadienses.

El programa, equivalente al Global Entry estadounidense, facilita la gestión migratoria al permitir entradas rápidas y seguras a través de kioscos automatizados.

Por un lado, esta tecnología de punta evita a los usuarios las largas filas en las aduanas de los aeropuertos y, por otro, incluye medidas que fortalecen la seguridad entre ambos países.

Hasta ahora, está dirigido a los connacionales que cumplen una serie de requisitos y pagan una membresía de 100 dólares -o su equivalente en pesos-, y a los estadounidenses miembros de Global Entry.

Para acceder al mismo, los interesados deben llenar una solicitud por internet, agendar una cita y acudir a uno de los módulos de Viajero Confiable instalados en las terminales seleccionadas.

Posteriormente, deberán aportar su información biométrica, responder a preguntas de tipo migratorio para acreditar que son de “bajo riesgo” y cumplir con el pago de la membresía.

Hasta el 20 de febrero, el INM tenía un registro de 760 interesados al programa, de los cuales 484 son mexicanos y 272 estadounidenses.

De ese total, 140 (128 mexicanos y 12 estadounidenses) ya fueron aprobados, es decir, que ya son miembros inscritos de Viajero Confiable.

Se prevé que aproximadamente 30 mil ciudadanos estadounidenses ingresen a México con la aplicación de este programa.

Viajero Confiable es resultado de un acuerdo de colaboración entre México y EU, que forma parte de la Declaración de Administración de la Frontera del Siglo XXI, suscrito en mayo de 2010.