Banner

EL UNIVERSAL
CD. DE MÉXICO.- El ex candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador, estimó que el PRD “no tiene remedio porque sus dirigentes se echaron a perder”, aunque declinó opinar si la situación cambiaría con una eventual dirigencia perredista a cargo de Cuauhtémoc Cárdenas.
El tabasqueño -líder del partido en formación Movimiento Regeneración Nacional (Morena)- eludió pronunciarse respecto a la posibilidad de la llegada de Cárdenas a la presidencia nacional del PRD, por considerar que es asunto interno de ese partido.
López Obrador concluyó este domingo su gira por Michoacán con una rueda de prensa en la que dijo que “el PRD no tiene remedio porque sus dirigentes se echaron a perder”.
-¿Ni con Cárdenas?, se le preguntó.
-Yo no opino sobre eso porque creo que eso les corresponde a los dirigentes y a los militantes del PRD. Pero yo ya tomé mi decisión de hacerme a un lado porque se abandonaron los principios e ideales del partido, respondió el tabasqueño.
El político aseguró que su pleito es con los dirigentes, pero “respeto mucho a los militantes del PRD, los quiero, lo digo de manera sincera, nunca los voy a ofender, pero los dirigentes se echaron a perder, se fueron del lado del Gobierno, se fueron del lado de Peña, traicionaron al pueblo”.
Durante su recorrido de cuatro días el tabasqueño visitó Santa Ana Maya, cuyo alcalde, Ygnacio López, fue asesinado el año pasado tras denunciar inseguridad y reclamar recursos federales.
Pese al clima de violencia en la Entidad, López Obrador descartó la posibilidad de que no haya elecciones en Michoacán en 2015. Dijo que los comicios tienen que hacerse porque sería la forma de reconstruir Michoacán, que los ciudadanos conozcan posturas.