Buscan contrarrestar los altos precios y estabilizar el mercado

EL UNIVERSAL

CD. DE MÉXICO.- El problema del encarecimiento del limón en el País se ha agudizado en marzo hasta alcanzar precios de 80 pesos por kilogramo en la frontera norte del País, y de 70 pesos en el Distrito Federal, señaló Lorena Martínez Rodríguez, titular de la Procuraduría Federal del Consumidor (PROFECO), en el marco del Día Mundial del Consumidor.

Sin embargo, la funcionaria aclaró que estos son casos aislados y que el fruto se vende actualmente entre 48 y 52 pesos por kilogramo, y que a partir del monitoreo que realiza la PROFECO se considera que hay estabilidad en general en el precio.

Por su parte, la Secretaría de Economía (SE) analiza abrir un cupo de importación de limón, a fin de contrarrestar los altos precios y estabilizar el mercado de este producto en México. El titular de la dependencia, Ildefonso Guajardo, informó que están en pláticas con la Secretaría de Agricultura para estudiar los potenciales de las zonas productoras del País y tomar una determinación al respecto.

En la Central de Abastos en Iztapalapa el precio del limón con semilla se ha disparado, al pasar de 28.90 a 39.50 pesos por kilo en las últimas dos semanas, lo que significó un incremento de 36.7%, de acuerdo con datos del Sistema Nacional de Información e Integración de Mercados, dependiente de la Secretaría de Economía. En el caso del limón con semilla el aumento ha sido mayor, de hasta 56.3% para el mismo periodo.

En lo que va del año el precio del limón se a más que triplicado y en algunos casos se a hasta sextuplicado, resultado de los problemas estacionales, de abasto y especulación a pesar de las acciones de las autoridades para evitar los abusos en los precios de este importante insumo familiar.

El encarecimiento del limón ha sido uno de los factores que más ha contribuido al alza de la inflación en los primeros dos meses del año, de acuerdo con datos del Banco de México, debido al peso que tienen en la economía familiar.

En opinión de Sergio Garduño, consultor senior de Consultores Internacionales, este repunte es resultado principalmente de dos factores: uno de carácter estacional, debido a que en invierno la producción del cítrico disminuye; y otro relacionado con los problemas de seguridad y logística en Michoacán, uno de los principales productores de limón en el País.

A estos problemas se ha sumado la especulación. Con el fin de evitar que se afecte la economía de los consumidores ante el elevado precio de venta que registra el limón, la PROFECO realizó la semana pasada acciones de verificación en la Central de Abastos de Iztapalapa, colocando sellos de suspensión de la actividad comercial en 14 establecimientos por irregularidades a la Ley Federal de Protección al Consumidor (LFPC).

Los motivos de las sanciones impuestas y que se derivan de las 20 verificaciones realizadas son: no poner precios del limón a la vista del consumidor y no acreditar de manera documental el origen o motivo de variación del precio.