Staff
AGENCIA REFORMA
MORELIA.- Sin presencia de fuerzas policiacas ni militares, el cuerpo de Nazario Moreno González, “El Chayo”, líder de Los Caballeros Templarios, fue velado este sábado en Morelia.
Sus restos fueron llevados a una sala velatoria de la Funeraria La Cruz, en una zona exclusiva conocida como Altozano, en la zona sur de la capital.
Familiares han prohibido el acercamiento de medios de comunicación.
El lugar cuenta con servicio de cafetería, estacionamiento privado, florería, funeraria, mausoleo y oratorio.
“Rompiendo paradigmas, logramos realizar un proyecto que armoniza perfectamente amplios espacios con excelente iluminación, contacto directo con elementos naturales de agua y vegetación que brindan un recinto lleno de vida, para inspirar la esperanza en la trascendencia”, presume la funeraria en su sitio web www.mausoleoslacruz.com.mx.
El cadáver del también fundador del cártel de La Familia Michoacana fue entregado anteanoche a dos mujeres, entre ellas una hija, quienes se presentaron a reclamarlo ante la Procuraduría General de Justicia en el Estado.
“El Chayo” fue abatido a balazos el domingo pasado durante un tiroteo con fuerzas federales en la sierra del Municipio de Tumbiscatío, donde Moreno González tenía su escondite.
Dos balazos en un costado acabaron con la vida de quien era conocido por adoctrinar a sus sicarios con preceptos religiosos y guerrilleros.
Las autoridades federales confirmaron su identidad mediante la realización de pruebas dactilares.
Moreno ya había sido dado por muerto en diciembre de 2010 por la entonces Administración del Presidente Felipe Calderón, tras un tiroteo en Apatzingán, pero nunca se presentaron evidencias periciales ni el cadáver.