Banner

Por Alan Miranda
AGENCIA REFORMA
CD. DE MÉXICO.- Las empresas mexicanas pagan en promedio 6 mil pesos anuales para mantener prendida cada una de los cientos de lámparas HID que iluminan sus fábricas y bodegas, cifra que puede reducirse hasta 90% con el uso de tecnologías más eficientes.
Tom Pincince, presidente de la empresa estadounidense Digital Lumens, que fabrica diodos emisores de luz (LEDs), explicó que, aunque estos dispositivos de iluminación cuestan más que las lámparas HID (High Intensity Discharge), reducen a la mitad el consumo de energía, porque no generan calor.
Al combinarlos con interruptores que encienden las lámparas sólo cuando se necesitan, los ahorros se acercan al 90 por ciento.
De este modo, sus clientes recuperan la inversión en uno o dos años, en vez de cuatro o más, explicó.
Una sola lámpara LED de esta compañía cuesta casi el doble que una HID.
Digital Lumens nació en 2008 y cuenta entre sus clientes a empresas como Nestlé, Volvo, Pfizer y Coca Cola.
De los 30 países en los que tiene presencia, México es el tercero más importante, después de Estados Unidos y Canadá, con 300 mil metros cuadrados de iluminación instalados.
Aquí, su mayor cliente es el operador logístico Frialsa, especializado en la cadena de frío, pero mediante su representante local, H2O Arquitectos, busca encontrar más interesados.