Banner

Por Rolando Herrera
AGENCIA REFORMA
CD. DE MÉXICO.- En los últimos seis años, PEMEX Exploración y Producción (PEP) penalizó con 58.5 millones de dólares a 14 empresas por demoras en la puesta en operación de las plataformas marítimas que les arrendó, las cuales en su conjunto sumaron mil 486 días de retraso.
De acuerdo con documentos entregados por PEP vía la ley de transparencia, las sanciones son penas convencionales que fueron pactadas al momento de celebrar los contratos y que la subsidiaria hizo efectivas al descontar estos montos de los pagos que hizo por los arrendamientos.
La penalidad más alta, que asciende a 25.5 millones de dólares, fue impuesta a la empresa SEA Dragón de México S. de R.L. de C.V., filial de la noruega Seadrill, que se demoró 508 días, del 3 de abril de 2010 al 23 de agosto de 2011, en tener lista la plataforma West Pegasus, ubicada a 244 kilómetros de la costa de Matamoros, Tamaulipas.
De acuerdo con el oficio que PEP le notificó a la empresa, la penalidad fue del 10% del costo diario de arrendamiento, que es de 503 mil dólares, por el tiempo que duró el retraso.
“El proveedor cubrirá a PEP, la pena convencional establecida en la cláusula novena inciso a) por todos los días de atraso, contados a partir del día 3 de abril de 2010, fecha en que el proveedor a más tardar debió de haber iniciado el arrendamiento, previa la presentación de la plataforma para la inspección tipo check list”, establece la notificación de penalización.
La plataforma West Pegasus, que explora el pozo Sumpremus I, está clasificada como de sexta generación y de acuerdo con el contrato original debe operar hasta el 16 de agosto de 2016.
La compañía con un mayor número de sanciones es la estadounidense Noble, a quien se le penalizó en 11 contratos con un monto total de 10.03 millones de dólares por haber incurrido en retrasos por 189 días.
Esta empresa actualmente opera 11 plataformas en aguas profundas del Golfo de México y pueden realizar perforaciones de hasta 7 mil 600 metros.
Las otras empresas sancionadas son Mexdrill, Nabors Perforaciones, Blake, Pride Drilling, Ensco, Compañía Perforadora Mexicana, Perforadora Central, Cosl/Goimar, Industrial de Servicios, Grupo R, Goimar y Deep Driller, que incurrieron en retrasos que van de uno hasta 70 días.
Debido a estos problemas, la elevación de costos y la falta de oferta, el año pasado PEMEX lanzó un proyecto de inversión de 54.4 mil millones de pesos para comprar 10 plataformas.
De acuerdo con el análisis costo-beneficio que remitió a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) para justificar la inversión, en el período 2014-2023 planea perforar un promedio de 88 nuevos pozos anuales y reparar otros 274 en los activos Cantarell, Ku Maloob Zaap y Abkatún.