EL UNIVERSAL
CD. DE MÉXICO.- Andrés Manuel López Obrador, ex candidato presidencial, reiteró que los “videoscándalos”, a 10 años de distancia, fueron motivados por una “venganza” del ex Presidente Carlos Salinas y Diego Fernández de Cevallos.
“Carlos Salinas, que es un poquito vengativo, hablando (con Carlos Ahumada) de los videos en donde estaba Bejarano, sale a la plática y le dice: ‘Me interesa mucho Ponce’. Entonces se lo llevaron una semana a Las Vegas y lo filma (Ahumada), porque era un asunto muy particular de Carlos Salinas”, dijo ayer por la mañana López Obrador.
Entrevistado en MVS Noticias, el tabasqueño aseguró que la venganza en contra de Gustavo Ponce, quien salió libre la semana pasada, tras los llamados “videoescándalos”, se debió a que quien fuera su secretario de Finanzas “estuvo encargado de enjuiciar a Raúl Salinas”, cuando fue subsecretario de la Contraloría de la Federación.
Incluso, contó una anécdota sobre la supuesta reacción del panista Diego Fernández de Cevallos, a quien describió como “eufórico” al tramar los videos.
En la entrevista, López Obrador no señaló a Cuauhtémoc Cárdenas, como lo dijo el senador Federico Döring en entrevista con El Universal a principios de mes.
López Obrador, quien también fue jefe de Gobierno en ese entonces, dejó entrever que el tema de los “videoescándalos” resurgió ahora por una pelea entre el Presidente Enrique Peña Nieto y el otrora Mandatario, Carlos Salinas, aunque admitió que es sólo una teoría.
“Ahora resurge esto, es posible, aunque es sólo una cuestión hipotética, que se estén peleando entre ellos, Peña y Salinas”, dijo.