Banner

Por Benito Jiménez
AGENCIA REFORMA
CD. DE MÉXICO.- Guillermo Valencia acusó ayer al comisionado federal Alfredo Castillo de actuar por consigna para que sea destituido como alcalde de Tepalcatepec.
Esto, afirmó, por presión de los hermanos Juan José Farías Álvarez “El Abuelo”, identificado por la PGR como líder del Cártel del Milenio, y Uriel Farías Álvarez, ex edil de Tepalcatepec, detenido por vínculos con el narcotráfico durante el “michoacanazo”.
“Alerté al Gobierno Federal desde hace casi un año de la situación de violencia que se vivía en Tepalcatepec. Solicité la presencia permanente del Ejército y de la Policía Federal y no me hicieron caso”, indicó en conferencia en un hotel de la Ciudad de México.
“Desafortunadamente hay quienes se aprovecharon de un movimiento legítimo, producto del hartazgo, como son los grupos de autodefensa, que son los hermanos Farías, para politizarlo y perjudicarme”.
“Castillo”, aseguró, “está perjudicando las cosas, trae una consigna en mi contra junto con los hermanos Farías, espero que no se consume este golpe de Estado institucional”.
Valencia señaló además que los hermanos Farías, al tener el control del Ayuntamiento, influyeron para que el Cabildo le negara una licencia de 60 días a fin de decretar su ausencia definitiva.
El priísta presentó ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) un recurso para la protección de los derechos políticos-electorales a fin de controvertir la decisión del Cabildo.
A la par, lamentó que ayer de manera sorpresiva fue incluido en el orden el día del Congreso de Michoacán para la discusión de su ausencia definitiva, asunto que fue avalado.
Ese recurso, anticipó, ahora será en contra del Congreso.
“Es como una lucha entre David y Goliath, y es por presión de Castillo que tiene una actitud en mi contra por no quedarme callado”, sostuvo.