Por Mar Zarrabal
AGENCIA REFORMA
CD. DE MÉXICO.- México es un País de empleo en el sector automotriz.
Sin embargo, de acuerdo con headhunters, la demanda de los gigantes del sector está enfocada hacia los más capacitados, como ingenieros especializados que incluso manejen varios idiomas.
“En los últimos años ha aumentado la demanda de personal en el sector automotriz, empezó fuerte en 2012 con la apertura de plantas y si hacemos cuentas de que por cada empleo en una planta automotriz genera 10 mil empleos indirectos, la demanda sube”, señala Mayra Ortega Schultz.
“Están en México Chrysler, Nissan, Honda, Mazda y en 2016 estará Audi, el reto es apoyar el desarrollo de proveedores, fortalecer la cadena de suministro en área metalmecánica, de inyección de plásticos y de autopartes”, dijo la directora general de la compañía headhunters de servicios empresariales Lucas5.
La especialista señaló que las automotoras requieren gente bien entrenada para dirigir proyectos de gran envergadura, ya que las labores se hacen en equipos con capacidades específicas.
Los ingenieros son los más solicitados, un título universitario es de cajón y si incluye una maestría o posgrado, mejor.
El candidato ideal requiere saber sobre manejo de procesos y manufacturas o tener alguna especialización, como ingeniería de proyectos, mejora continua, medio ambiente, operaciones y planta, entre otras.
“En Audi, por ejemplo, a los que ya están contratados los mandaron a Alemania a entrenarse dos años antes de enviarlos a México, pero deben ser bilingües y trilingües”, destacó.
Aseguró también que el inglés, alemán y francés son los idiomas más solicitados, muy por encima del chino y el japonés.
La capacitación y entrenamiento es un hecho dentro del sector, señaló Alberto del Castillo, director de Operaciones Selección para Adecco México.
“En muchos casos se está ofreciendo capacitación y adiestramiento, están incorporando nuevos talentos, la rotación es menor, va de 8 a 15 años por puesto, y buscan darle a los empleados que ya tienen algún tipo de valor agregado”, dijo.
Por otra parte, especialistas coinciden que para puestos de supervisores de producción hacia arriba el salario es de 25 mil a 300 mil pesos al mes, lejos de los 8 mil pesos mensuales que podrían ofrecer a candidatos con carrera trunca o de ingeniería básica.
Por otra parte, pese a que en México cada año se gradúan entre 115 y 120 mil ingenieros y técnicos en ingeniería, según cifras oficiales, podría no cubrirse la demanda del sector.
“La oferta no es suficiente todavía, el sector correría riesgos y tendría que buscar empleados fuera porque va a seguir creciendo”, advierte Del Castillo.