Banner

EL UNIVERSAL
CD. DE MÉXICO.- Las exportaciones mexicanas retomaron la senda del crecimiento en febrero pasado luego de que iniciaran el año con una contracción, gracias al dinamismo del sector manufacturero, en particular de la industria automotriz. Las ventas al exterior en el segundo mes del año ascendieron a 30 mil 519.8 millones de dólares, cifra 4.7% superior a la registrada en el mismo periodo del año anterior, informó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).
El dinamismo de las exportaciones en febrero pasado se derivó de la combinación de un crecimiento de 6.3% en las exportaciones no petroleras y de una caída de 5.1% en las petroleras. A su vez, la variación de las ventas no petroleras fue resultado neto de un aumento de 9.6% en las dirigidas al mercado de Estados Unidos y de un descenso de 5.9% en las canalizadas al resto del mundo.
Por su parte, el valor de las importaciones en el segundo mes del año ascendió a 29 mil 544 millones de dólares, cifra que implicó un aumento anual de 1.6%. Dicha tasa se derivó de alzas de 1.1% en las importaciones no petroleras y de 6.7% en las petroleras.
El resultado de las exportaciones e importaciones mexicanas muestra un superávit de la balanza comercial de 976 millones de dólares en febrero de 2014. Dicho saldo se compara con el de 80 millones de dólares registrado en igual mes del año pasado. En los primeros dos meses del año en curso la balanza comercial del País fue deficitaria en 2 mil 219 millones de dólares.
En el segundo mes del año, las exportaciones de productos manufacturados mostraron un crecimiento anual de 5.8%. Los incrementos anuales más significativos se observaron en las exportaciones de productos de la siderurgia (16%), de productos de la industria automotriz (13.4%), de equipo profesional y científico (12.7%), de productos de la industria de la madera (12.6%) y de maquinaria y equipo para la industria (9.6%).
Al considerar las importaciones por tipo de bien, se observaron incrementos anuales de 0.2% en las importaciones de bienes de consumo y de 2.3% en las de bienes de uso intermedio, en tanto que se reportó una disminución de 1.1% en las importaciones de bienes de capital.