Los grupos armados siguen expandiéndose y ‘tomando’ municipios de Michoacán

Por Benito Jiménez y Adán García

AGENCIA REFORMA

CD. DE MÉXICO.- A dos meses del acuerdo con el Gobierno Federal, los grupos de autodefensa en Michoacán siguen expandiéndose y “tomando” municipios.

En los últimas semanas, convoyes de camionetas con decenas de hombres armados han ingresado a distintas cabeceras municipales, ante la mirada de las fuerzas federales.

El pasado 27 de enero en Tepalcatepec, uno de los municipios donde surgieron las llamadas policías comunitarias, el comisionado federal Alfredo Castillo hizo un llamado para evitar el avance de esos grupos a otros poblados en tanto no se legalizaran.

Tras esa reunión Castillo, uno de los hombres más cercanos al Presidente Enrique Peña Nieto, presumió un pacto firmado con los líderes comunitarios, uno de ellos Hipólito Mora, actualmente en prisión.

La Defensa Nacional dio a conocer en una tarjeta de información, que hasta el momento ninguno de los grupos de autodefensa ha sido dado de alta en los Cuerpos de Defensa Rural, pues el asunto está en proceso.

Sin embargo, los comunitarios, que atraviesan una división interna, continúan su avance a otros municipios en su combate al cártel de Los Caballeros Templarios.

En los últimos dos días incursionaron a Huetamo, Ziracuaretiro y Tacámbaro.

En total suman 31 municipios donde las autodefensas tienen el control de la cabecera municipal o presencia en algunas comunidades.

“Fuerzas federales, estatales y ciudadanos organizados hacen presencia en el municipio de Tacámbaro”, escribió Castillo en su cuenta de Twitter, luego de la incursión de los civiles armados.

Fuentes de la Policía Federal en Michoacán reconocieron un caos en el avance de las autodefensas.

“Vamos tras ellos a donde van, hay un descontrol, porque se supone que esto ya no iba a pasar (el avance) y no existe una coordinación en ese sentido, hacen lo que quieren (los comunitarios)”, reprochó un mando en Apatzingán.

Los llamados policías comunitarios controlan ya los límites con Guerrero, Colima y parte importante de la frontera con Jalisco.

Dominan también la costa del Pacífico en el Municipio de Aquila y los alrededores de Lázaro Cárdenas, donde el mes pasado ingresaron a Caleta de Campos, a unos kilómetros del principal puerto michoacano.

Además, tienen control de las principales zonas de producción de limón, en el Valle de Apatzingán, y los principales municipios productores de aguacate, como Tancítaro.

En Uruapan, la segunda ciudad más importante del Estado, han instalado barricadas en localidades alrededor del centro urbano.

Con la toma de Ziracuaretiro, los comunitarios ganaron el control de una zona estratégica, dada su cercanía con la Autopista Siglo XXI, una vía clave para el transporte de mercancías a Lázaro Cárdenas.

En sus arengas y redes sociales han llamado a tomar Morelia, y después, el total de los 133 municipios michoacanos.