Banner

EL UNIVERSAL
CD. DE MÉXICO.- La Cámara de Diputados aprobó una reforma que otorga certidumbre jurídica y económica a las sociedades cooperativas de ahorro y préstamo, así como a sus usuarios, a fin de fortalecer al sector, promover la inclusión al sistema financiero de personas ubicadas en zonas marginadas, evitar fraudes a los ahorradores y tener mayor control sobre estas asociaciones.
Con la unanimidad de 416 votos, se avalaron en lo general cambios a la ley que crea el Fideicomiso que administrará el Fondo para el Fortalecimiento de Sociedades y Cooperativas de Ahorro y Préstamo y de Apoyo a sus Ahorradores (FIPAGO), y a la ley para regular las actividades de las Sociedades Cooperativas de Ahorro y Préstamo.
La minuta fue remitida al Senado para sus efectos constitucionales y señala que en aras de vigilar la correcta regularización o salida de las sociedades cooperativas y el pago a sus ahorradores, se debe modificar la ley, como una medida para apoyar la sana conclusión del proceso de regularización del sector cooperativo de ahorro y préstamo.
Al fundamentar el dictamen, el presidente de la Comisión de Hacienda y Crédito Público, diputado José Isabel Trejo (PAN), expresó que actualmente el sector de sociedades cooperativas de ahorro y préstamos están en la fase final del proceso de regularización.
Dijo que el dictamen busca apoyar a los socios ahorradores de las denominadas cajas o cooperativas de ahorro y préstamo con activos mayores a 2.5 millones de Unidades de Inversión (UDIS), es decir, 12 millones 850 mil pesos, que no han logrado su autorización o que se encuentran imposibilitadas por su precaria situación financiera a devolver el ahorro de sus socios.