Banner

Por Virgilio Sánchez
AGENCIA REFORMA
OAXACA.- Activistas de la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO) acusaron que los quieren asesinar por los actos que realizaron durante el conflicto social suscitado en el año 2006 contra el entonces gobernador Ulises Ruiz.
Esto luego de que, Ignacio García Maldonado, asistente particular de Flavio Sosa Villavicencio y quien fue uno de los líderes de la APPO, fue asesinado.
“Este asesinato es un claro mensaje de que estamos en la mira, como directiva de Comuna Oaxaca y especialmente como participantes en la APPO de 2006 que decidimos no olvidar, que decidimos insistir permanentemente en nuestra demanda de justicia y de castigo para quienes desde el Gobierno cometieron gravísimos crímenes contra el movimiento social de esos años”, dijo César Mateos Benítez, integrante de la dirigencia colectiva de la organización.
El activista exigió al Gobierno Estatal brinde seguridad a él, a los hermanos Flavio y Horacio Sosa Villavicencio, Efraín Solano Alinárez y Gilberto López Jiménez.
Informó que la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca ya inició los trámites para que les otorguen medidas cautelares.
Mateos Benítez manifestó que anteayer mismo fueron arrojados restos humanos en la casa de otro activista de la APPO.
Pidió a la administración del gobernador Gabino Cué instale la Comisión de la Verdad y reestructure a la Fiscalía de Investigación de Delitos de Trascendencia Social, a la que acusaron de no haber dado resultados desde su creación en el año 2011.
La dirigencia de Comuna Oaxaca descartó solicitar al Gobierno Federal realice la investigación del asesinato de Ignacio García para evitar que se politice el caso.