Por Antonio Baranda
AGENCIA REFORMA
CD. DE MÉXICO.- El Gobierno federal, en coordinación con los estados, buscará bloquear la señal de teléfonos celulares en 56 centros penitenciarios locales considerados como “prioritarios”.
De acuerdo con la Secretaría de Gobernación, el objetivo es romper el vínculo de los internos con organizaciones criminales y eliminar la operación delictiva desde el interior de los penales.
Un documento de la dependencia señala que las cárceles seleccionadas se encuentran en 27 entidades, una de ellas el Distrito Federal.
“Por acuerdo de la Conferencia Nacional del Sistema Penitenciario, se estableció como proyecto prioritario la instalación de inhibidores de señal de telefonía celular, con recursos federales (...) en 56 centros de reinserción social”, señala.
La semana pasada, el Coordinador Nacional Antisecuestro, Renato Sales Heredia, reconoció que hay aparatos de telefonía móvil en “buena parte” de los centros penitenciarios del País.
Dijo que, si bien uno de los ejes de la estrategia en la materia es inhibir la señal de celulares en cárceles, es necesario combatir el problema de raíz para evitar extorsiones y plagios virtuales.
El documento de la Segob además señala que durante 2013 se equipó con tecnología de punta a los nuevos penales federales, con bloqueadores de celulares y circuito cerrado de televisión.
Dos de los Ceferesos donde se instalaron inhibidores de señales fueron el Número 9, también llamado Norte 1 (Ciudad Juárez), y el Número 10, conocido como Nor-Noreste (Monclova).
En 2013, la Auditoría Superior de la Federación (ASF) reportó que 49 de los 406 penales estatales y municipales del País contaban con bloqueadores.
Dichas cárceles concentran el 77 por ciento de la población penitenciaria y se ubican en 21 entidades: Aguascalientes, Baja California, Chiapas, Chihuahua, Colima y Distrito Federal.
También Estado de México, Guanajuato, Hidalgo, Jalisco, Morelos, Nayarit, Nuevo León, Quintana Roo, San Luis Potosí, Sinaloa, Sonora, Tabasco, Tlaxcala, Yucatán y Zacatecas.