Por Claudia Guerrero
AGENCIA REFORMA
CD. DE MÉXICO.- Las comisiones de Salud, Estudios Legislativos e Igualdad de Género del Senado analizan una reforma para castigar hasta con cinco años de cárcel a los médicos que nieguen atención a mujeres embarazadas.
Luego de los escándalos registrados en estados como Oaxaca, donde algunas mujeres han dado a luz hasta en el patio del hospital, los legisladores valoran la modificación al Código Penal Federal, para que también se aplique una multa de poco más de 8 mil pesos al personal que incurra en negligencia.
La propuesta, impulsada por la bancada del PAN, busca reformar también el artículo 469 de la Ley General de Salud, para responsabilizar de esos actos a profesionales, técnicos o auxiliares de la atención médica que, sin causa justificada, nieguen la atención a las embarazadas.
“A quien se niegue a prestar asistencia a una persona, en trabajo de parto instalado, activo y regularizado y/o con ruptura de membranas o en casos de urgencia derivado de accidentes, lesiones graves, descompensaciones (?)
“O aquellos casos en los que se pongan en riesgo la vida del paciente, la madre o del producto o que niegue la asistencia de servicios médicos en general”, se indica en el proyecto.
Adicionalmente, los funcionarios del sector salud que incurran en esa falta, serán separados de su cargo o comisión.