Banner

Agencia Reforma / TRIBUNA
MONTERREY.- Con voz quebrada y nervioso, sentado en el asiento trasero de una patrulla, el chofer del autobús dijo “Lo vi y no pude evitarlo. Venía hacia mi, traté de abandonar la carretera, pero me alcanzó a pegar”, expresó Isabel Coronado Franco, de 49 años, quien se encontraba en una crisis nerviosa.
Relató que trasladaba a 25 personas, algunas de Ciudad Acuña y otras de Piedras Negras, con destino a Monterrey, y la mayoría iban dormidas.
El golpe fue a mitad del autobús, por lo que él logró salir ileso, agregó.
“Estoy bien, bajé y ayudé a los pasajeros lesionados hasta que llegaron los rescatistas”, aseguró.
Según Coronado Franco, el trailero tuvo una falla que lo hizo perder el control, brincó hacia el camellón central de la vía, hasta que invadió los otros carriles de circulación contraria.