Banner


Por Inder Bugarin
AGENCIA REFORMA
CD. DE MÉXICO.- La presunta red de prostitución al servicio del priísta Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre violó protocolos internacionales de derecho humanos.
Incluso, violentó convenios laborales de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), así lo denunció Paulina Vega, vicepresidente de la Federación Internacional de Derechos Humanos (FIDH).
“No puede quedar todo en la simple destitución del político, debe haber una respuesta estatal tanto en el rubro de derechos humanos como en materia del trabajo decente como estipula la OIT”, dijo Vega a Reforma.
Convenios internacionales, como el 29 y 105 de la OIT, prohíben engañar al trabajador con falsas promesas sobre condiciones de trabajo, así como obligarlo a desempeñarse en algo distinto a lo inicialmente ofrecido.
“Este caso evidencia una de las tácticas claves de reclutamiento de mujeres para actividades de explotación sexual”.