Por Adriana Alatorre
AGENCIA REFORMA
CD. DE MEXICO.- La secretaria de Salud, Mercedes Juan, y la ministra de Asuntos Sociales de Francia, Marisol Touraine, atestiguaron una declaración de intención entre la dependencia mexicana y los laboratorios Sanofi Pasteur de apoyo a la lucha contra el dengue.
Mediante este acuerdo, se prevé que México sea una de las primeras naciones que tenga acceso a la vacuna contra el dengue, una vez que se termine su desarrollo y cuente con el registro correspondiente.
La firma francesa ha informado que las investigaciones y elaboración de la vacuna contra las cuatro variantes del dengue están en su etapa de definición, por lo que, a más tardar en el último trimestre de 2015, se estarían en condiciones de sacar el producto al mercado.
El proceso se encuentra en la fase tres, y se prevé que, a mediados o finales de 2014, se den a conocer los resultados de las pruebas y protocolos que realizaron en Latinoamérica y Asia.
En el sexenio pasado, el Gobierno Federal firmó un contrato con el laboratorio Sanofi Pasteur, con vigencia al 2022, para la adquisición obligada de 175.8 millones de vacunas contra la influenza estacional por un monto total de 7 mil 127 millones de pesos.
Se estima que en México el mercado de vacunas vale 5 mil 850 millones de pesos, y 80 por ciento son adquiridas por el Gobierno.
Este negocio se lo disputan unos cuantos laboratorios farmacéuticos, como GlaxoSmithKline, Sanofi, Novartis, Pfizer y Merck Sharp & Dohme.
Sanofi tiene 6 % del mercado y ofrece más de 500 productos farmacéuticos, algunos muy conocidos, como Aderogyl, Melox, Allegra y Sinuberase.