Reviven pasión y muerte de Cristo entre rezos y cantos

Por Candelaria González

TRIBUNA

Entre rezos, cantos y gran devoción los integrantes de la Tribu Yaqui vivieron ayer la pasión y muerte de Jesús de Nazaret durante el Viernes Santo de Semana Mayor.

La procesión fue admirada en silencio por decenas de ciudadanos desde mexicanos y estadounidenses a quienes se les prohibió grabar y fotografiar el acto religioso.

Desde el templo del Espíritu Santo en el barrio del Konti en Cócorit, salió la procesión encabezada por los cabos, algunos iban a bordo de caballos, y fariseos, autoridades tradicionales y mujeres cantoras, elevando siempre una enorme cruz y las figuras de la Virgen María.

Los asistentes pudieron admirar las coloridas vestimentas, máscaras y accesorios de los chapayecas emitiendo con sus cascabeles, punzones y espadas un rítmico sonido, mientras sus autoridades yaquis montaron guardia con fervor a las imágenes religiosas.

En cada estación marcada por una cruz de madera escenificaron el Viacrucis, y mientras los adultos admiraban el evento religioso, los niños reflejaban miedo en sus caritas ya que los fariseos los asustaban a cada rato.



Piden perdón y enmiendan su vida

Para don Nicolás García Valenzuela, ex gobernador Yaqui destacó la importancia que tiene para la etnia el vivir con fe y sacrificio la Semana Santa, para dar gracias a Dios y pedir perdón.

Recordó que los 80 hombres vestidos de fariseos hacen sacrificio durante los 40 días donde se aíslan de sus familias, no consumen alcohol, no hablan porque portan un Rosario en su boca y rezan casi todo el tiempo.

“Muchos los hacen en manda por agradecimiento por un favor especial recibido por Dios como la salud de un familiar e incluso por la solución de un problema”, afirmó.



Obligan a cumplir

con el luto

En la Loma de Guamúchil donde en base a sus usos y costumbres se vive con fe la celebración del Viernes Santo, los llamados caballeros vigilan las casas para supervisar que las familias vivan el luto por la muerte del Redentor.

Miguel Ángel Cota Tortola, asesor de las autoridades Yaquis en dicha comunidad explicó que el Viernes Santo es el día más sagrado y triste para ellos y por ello no deben ni de lavar, escuchar música ni mirar la televisión, es tiempo para orar.



Quemarán a Judas

Este día Sábado de Gloria a partir de las 09:00 de la mañana quemarán a Judas el traidor que vendió a Jesús, representado por un mono vestido y posteriormente los fariseos quemarán sus máscaras.

Para concluir con el baile de pascolas, danza del venado y matachines, y es así como cumplen con un año más de la tradicional Cuaresma y Semana Santa.