Banner

Por Adriana Alatorre
AGENCIA REFORMA
CD. DE MÉXICO.- La falta de escuela y empleo ha obligado a las mujeres jóvenes del País a permanecer en casa dedicadas al cuidado de niños, ancianos o enfermos.
El reporte “Panorama de la población joven en México desde la perspectiva de su condición de actividad 2013”, elaborado por el INEGI, revela que de los 3.3 millones de jóvenes mexicanos que no estudian y no trabajan, el 89.2% (2.9 millones) son mujeres.
De ellas, más de 470 mil descartan incorporarse a algún trabajo porque se dedican a labores domésticas o están a cargo del cuidado de alguien.
Al segundo trimestre de 2013 había 21.5 millones de jóvenes en México, es decir, personas entre los 15 y los 24 años de edad, que representan el 18.2% de la población total.
De ellos, 6.8 millones son menores de entre 15 y 17 años.
Del total de jóvenes, 10.9 millones son mujeres: 7.9 solteras, 1.2 casadas, 1.6 en unión libre y el resto alguna vez unidas a una pareja.
De toda la población joven femenina, 2.8 millones han tenido hijos, es decir, poco más de una cuarta parte.
El estudio revela que de los 21.5 millones de jóvenes, 10.3 millones asisten a la escuela. El resto, 3.3 millones, no estudian y no son económicamente activos.
De ellos, 629 mil, aunque no buscan empleo, no descartan incorporarse al mercado laboral.
Las mujeres significan el 83.5% de quienes se dedican a quehaceres del hogar pero con disponibilidad de incorporación al mercado de trabajo.
Al 95.1% de quienes son encomendadas al cuidado de tiempo completo de terceros o en su familia se les niega la opción laboral.
Entre las mujeres no disponibles para incorporarse al mercado laboral por encomendárseles el cuidado de terceros, su promedio semanal de horas dedicadas al hogar asciende a 53.5, mientras que las no disponibles realizando tareas del hogar, pero que no presentan esos impedimentos o restricciones, promedian 43.3 horas.

Los ocupados
La población femenina joven ya incorporada al mercado laboral dedica en promedio 26.2 horas a labores no económicas, mientras que la masculina promedia 11.1 horas en las mismas tareas.
De los 9.1 millones ocupados, 8.2% trabajan de manera independiente o por su cuenta; 14.4% lo hacen como auxiliares, sin acuerdo de remuneración monetaria, y 77.4% se desempeña en un trabajo subordinado remunerado.
En condiciones de informalidad está el 63.8% del total de los jóvenes ocupados en el mercado de trabajo.
Entre los 1.5 millones de jóvenes no adultos (15-17 años) que se desempeñan en el mercado de trabajo, el 89.9% lo hace también en condiciones de informalidad.