Banner

Por Ivette Saldaña
EL UNIVERSAL
CD. DE MÉXICO.- La Comisión Ejecutiva para América Latina y el Caribe (CEPAL) recortó su estimado de crecimiento económico para México, al pasarlo de 3.5% a 3.0% al cierre de 2014, mientras que para la región en su conjunto lo bajó de 3.2% a menos de 3.0 por ciento.
La secretaria ejecutiva del organismo, que depende de la ONU, Alicia Bárcena, dijo que el optimismo sobre el crecimiento económico de México y la región de Latinoamérica para este 2014 se desvaneció y que la volatilidad que han enfrentado estas economías, por ajustes en las políticas monetarias y fiscales de economía desarrolladas, es lo que llevó a modificar sus expectativas de crecimiento que, para el caso mexicano, se encuentran ya lejos del estimado de la Secretaría de Hacienda, de 3.9 por ciento.
Sólo se mantendrán los altos ritmos de actividad productiva para Perú, Colombia y Panamá, este último por las inversiones que realiza en infraestructura, destacó Bárcena en entrevista con El Universal.
La funcionaria mexicana afirmó que México y los países de América Latina deben replantear su modelo económico basado en exportaciones y si bien cada País tendrá que definir cuál será el modelo a seguir, es importante que incluyan el componente de inversión en infraestructura, educación, salud y en todo aquello que genere beneficios a mediano y largo plazos.
También advirtió que la economía de China modificará su expansión económica y que las tasas de crecimiento de 7% o más no se darán.
Sobre las reformas estructurales en México, Bárcena afirmó que la fiscal va en el camino correcto, pero la energética “hay que mirarla con cuidado” porque hace falta definir mecanismos y una parte de la renta petrolera se reinvierta en infraestructura y no en gasto corriente.