Banner

Staff
AGENCIA REFORMA
CD. DE MÉXICO.- Los costos y competitividad de la manufactura alrededor del mundo cambiaron en la última década, donde ahora Brasil es uno de los países más caros, mientras que México y Estados Unidos destacan como estrellas en ascenso, reveló un estudio de The Boston Consulting Group.
La firma detalla que México ahora tiene costos manufactureros más bajos que China, mientras que gran parte de Europa del Este tiene casi los mismos costos que Estados Unidos.
De acuerdo con el índice costo-competitividad de la manufactura mundial dado a conocer la semana pasada, Australia tuvo el mayor retroceso en su estructura de costos y ahora es 30% más caro que Estados Unidos.
El índice mide los salarios, crecimiento de la productividad, costos de energía y tipos de cambio en 25 países, los cuales representan cerca del 90% de las exportaciones globales de productos manufacturados.
La consultoría destacó que el Reino Unido es el País más barato para la manufactura en Europa occidental.
“Muchas empresas están tomando sus decisiones de inversión en manufactura con base en cómo estaba el mundo en décadas pasadas”, dijo Harold L. Sirkin, socio y coautor del análisis.
“Todavía ven a Norteamérica y Europa occidental con los costos más altos y a los países de América Latina, Europa del Este y la mayoría de Asia, especialmente China, como los que tienen los costos más bajos”.
En realidad, hay ahora países con los mayores y los menores costos en casi cada región del mundo, indicó.
El estudio identificó cuatro patrones distintos de cambios en la competitividad manufacturera que involucra a la mayoría de los países estudiados.
Consideró bajo presión a países como China, Brasil, República Checa, Polonia y Rusia, que vieron erosionadas sus ventajas en costos desde 2004.
Mientras que perdiendo terreno están los países de Europa occidental, que se quedaron atrás en relación con los costos en Estados Unidos. En Bélgica, por ejemplo, los costos subieron 6%, indicó Boston Consulting Group.
Por otra parte, varios países mantuvieron la estabilidad y sus costos permanecieron constantes en relación con Estados Unidos entre 2004 y 2014. Entre ellos destacan Indonesia, India, Reino Unido y Holanda.
Finalmente, como estrellas en ascenso la firma calificó a México y Estados Unidos, países que tuvieron significativas mejoras en relación con casi todos los exportadores del mundo.
Consideró que la razón principal de su ascenso fue un crecimiento estable de los salarios, ganancias en productividad y tipos de cambio estables, así como menores costos de energía.