Por Rachel García Vega
TRIBUNA
Miembros de la Asociación de Comerciantes de Autos Usados de Ciudad Obregón (ACAUCO), aplaudieron las acciones que realiza el Ayuntamiento de Cajeme, encaminadas a controlar la venta de autos usados en la vía publica y obligarlos a que se adhieran a la formalidad, expresó Efrén Rosas Leyva.
El vicepresidente de la ACAUCO, dijo que confían que a partir de hoy se restrinja la venta de autos usados en la vía pública y de esa manera se esté tomando en cuenta la petición realizada desde noviembre del año pasado por los miembros de la ACAUCO que están siendo afectados por la competencia desleal que representa todos aquellos comerciantes que se encuentran en la informalidad.
Rosas Leyva, dijo que el Municipio le brindó a los vendedores de autos en la vía pública un lapso de 5 meses para que se regularizaran; sin embargo, solamente dos de ellos lo hicieron y el resto no acataron el llamado de la autoridad.
“Los comerciantes que no transitaron a la formalidad no es porque no tuvieron el tiempo para hacerlo, más bien es porque no les interesa permanecer en el comercio de autos usados o persiguen otros fines”, recalcó.
Sabemos que el secretario del Ayuntamiento, Antonio Alvídrez Labrado, es una persona seria, confiable y sobre todo que está respetando lo pactado, lo cual se refleja en la honorabilidad de un Ayuntamiento que realmente busca contribuir en el combate a la informalidad para que el Municipio conserve los empleos que se generan en la actualidad.
“Ya que conforme una autoridad permita que crezca la informalidad, en esa misma magnitud se afecta la formalidad y con ello se ven afectados los empleos directos e indirectos que generamos”, recalcó.
Agregó que algunos de los daños que han detectado que ocasionan los vendedores de vehículos en la vía pública, además de la competencia desleal, es la seguridad de los peatones porque al encontrarse esos espacios ocupados, la gente se ve obligada a caminar por la calle, otro daño colateral es que utilizan el agua que paga la ciudadanía para lavar los autos y se daña el pavimento.