Banner

Reforma energética, la más notable y con mayores beneficios potenciales, afirma.

NOTIMEX
México.- Fitch Ratings confirmó hoy la calificación de la deuda soberana de México en BBB+, con perspectiva estable, al considerar que el impacto de las reformas estructurales se sentirá en el mediano plazo.
En un reporte, la calificadora internacional de riesgo crediticio señaló que la agenda de reformas estructurales ha avanzado durante el último año, aunque el impacto de estas iniciativas se sentirá en el mediano plazo.
Fundamentalmente, agregó, la magnitud de los efectos secundarios en la economía en general y en el crecimiento potencial dependerán de la implementación de las reformas, al apuntar que la reforma energética es la más notable y con mayores beneficios potenciales en el mediano plazo.
Comentó que las leyes secundarias de la reforma energética se encuentran pendientes de su aprobación final, pero incluso con la esperada liberalización de este sector, las ganancias materiales en la producción de petróleo tomarán tiempo.
Expuso que las calificaciones de México están respaldadas por la estrategia política de disciplina del país, estabilidad macroeconómica bien anclada, bajos desequilibrios externos y un sector bancario adecuadamente capitalizado.
La revitalización del impulso reformador de la administración del presidente Enrique Peña Nieto es un buen augurio para la futura competitividad, la inversión y las perspectivas de crecimiento.
Estas fortalezas, añadió, son suficientes para compensar las limitaciones de la calificación de México, como un nivel relativamente bajo de intermediación financiera, una todavía elevada incidencia de la violencia, y la debilidad estructural de las finanzas públicas, y destacó que México ha demostrado ser resistente a la volatilidad financiera internacional.
Fitch estimó que el crecimiento económico de México se recuperará a 3.0 por ciento desde 1.1 por ciento en 2013, apoyado en la recuperación económica de Estados Unidos, políticas fiscales y monetarias flexibles, así como por la reversión en algunos de los choques transitorios nacionales que el país enfrentó el año pasado.
De acuerdo con la calificadora internacional, el crecimiento debería acelerarse aún más en 2015 y hacia adelante, en la medida en que el impacto de algunas de las reformas estructurales aprobadas recientemente comience a transmitirse.