Banner

Por Arturo Sierra
AGENCIA REFORMA
CD. DE MÉXICO.- Comerciantes, asalariados, estudiantes y profesionistas son las principales víctimas de los secuestradores.
Según un informe de Alto al Secuestro, del 1º de diciembre del 2012 al 31 de marzo del 2014, la asociación ha tenido conocimiento de 3 mil 531 casos de plagio en todo el País, de los cuales 407 no fueron denunciados.
Del total de casos, en casi el 70% las víctimas tenía una de las cuatro actividades mencionadas.
Les siguen las amas de casa, choferes, campesinos, empresarios, ganaderos, desempleados, obreros, jubilados, servidores públicos y policías.
“Los secuestradores han cambiado al paso de los años la preferencia de sus víctimas, ya no son los grandes empresarios, ahora son los asalariados, las personas que trabajan y viven al día, los comerciantes, los estudiantes y profesionistas, además de sus hijos”, dijo Isabel Miranda de Wallace, presidenta de Alto al Secuestro.
“Eso es muy preocupante, porque ahora se cometen más cantidad de secuestros para obtener el mismo monto de rescates, y lo están haciendo con las personas más vulnerables”.
El documento de dicha organización señala que el 72% de las víctimas eran varones y el 28 por ciento mujeres.
El rango de edad de mayor recurrencia de víctima es de 21 a 30 años y de 31 años a 40 años, que en conjunto acumulan el 44% de las víctimas.
Sin embargo, casi el 17% de los plagiados son niños y adolescentes.
La mayoría de las personas que aportan el dinero de los rescates son empleados y profesionistas y los recursos provienen de aportaciones de la familia y de recursos de negocios.
“La información que tenemos es que para pagar los rescates se hacen cooperaciones entre los integrantes de las familias, amigos y conocidos, así se completan los rescates”, señaló Miranda de Wallace