El superávit se registró de las actividades manufactureras

Por Ernesto Sarabia

AGENCIA REFORMA

CD. DE MÉXICO.- Durante enero-marzo de 2014, la producción industrial aumentó 0.39% respecto al último trimestre del año pasado, revelan datos del INEGI.

El avance en el PIB industrial se sustentó en el crecimiento de las actividades manufactureras, con 1.50%, tras su revés de 0.71% en los últimos tres meses del año previo.

Para Alfredo Coutiño, director para América Latina Moody’s Analytics, de no haber sido el sector externo (Estados Unidos) la única fuente que sostuvo a la economía en terreno positivo, el crecimiento habría evidenciado que el cambio de Gobierno agravó la debilidad estructural de la economía, pues el mercado interno no pudo escapar a la tradicional desaceleración de inicios de sexenio.

No obstante, según el Instituto, los otros tres componentes del PIB industrial registraron descensos en los primeros tres meses del año en curso.

Luego de dos alzas en fila a tasa trimestral, en enero-marzo de este año, la producción minera cedió 0.57 por ciento.

La generación, transmisión y distribución de energía eléctrica, suministro de agua y de gas por ductos al consumidor final cayó 0.42 por ciento.

La industria de la construcción bajó apenas 0.16%, para ligar seis trimestres con descalabros.

Con datos originales corregidos por efectos de calendario, la actividad industrial avanzó 0.41% anual en el primer trimestre.

Las manufacturas aumentaron 2.53% y la generación y transmisión de electricidad 0.80%; en tanto, la construcción cayó 3.80%, aunque se trata de su menor disminución en los últimos cuatro trimestres.

A tasa anual, en el tercer mes de 2014, la actividad industrial subió 3.4% y tasa mensual bajó 0.13 por ciento.

El crecimiento en la producción industrial en marzo fue explicado por un efecto calendario, ya que el periodo vacacional de Semana Santa este año tuvo lugar en abril, lo que añadió días de producción en marzo 2014 versus marzo 2013, explicó Alejandro Cervantes, economista para México de Banorte-IXE.

La producción industrial se debilitó en marzo al caer 0.13% con respecto a febrero, después de haber avanzado 0.45 y 0.29% en los dos primeros meses, mencionó Coutiño.

A pesar de que la producción industrial y la actividad económica en el primer trimestre fueron beneficiadas por la Semana Santa, el PIB sólo pudo avanzar a una tasa aún por debajo de la capacidad potencial.