Por Paloma Villanueva
AGENCIA REFORMA
CD. DE MÉXICO.- En su semanario Desde la Fe, la Arquidiócesis de México tildó de asesinos a los gobiernos de Guerrero y Morelos por entrar al debate de la despenalización del aborto.
En su editorial, agregó que ambos estados están regidos por autoridades sordas y huecas de racionalidad que no comprenden que el aborto sólo generará más violencia al “asesinar a niños inocentes”.
“Pero, ¿qué se puede esperar de entidades donde las cifras de crímenes, extorsiones, robos, secuestros, levantones, violencia y corrupción van irremediablemente a la alza?.
“Y se suma a todo lo anterior la absurda pretensión de legalizar el aborto en una desbocada y demencial carrera por convertirse en los primeros estados asesinos del País”, acusó la Iglesia.
La iniciativa propuesta por el gobernador Ángel Aguirre para reformas el Código Penal de Guerrero y la Ley de Salud, agrega el documento, es una cortina de humo para encubrir a un Estado hambriento, empobrecido y depredado.
“El Estado de Morelos, gobernado por el perredista Graco Ramírez, entró al debate abonando a la desesperación de sus habitantes, quienes sufren el flagelo del secuestro, el miedo de la violencia y la zozobra de un Estado extraviado”, agregó la Arquidiócesis.