Banner

Por Antonio Baranda
AGENCIA REFORMA
CD. DE MÉXICO.- Muchos de los compromisos que el Presidente Enrique Peña Nieto asumió como candidato presidencial en áreas como seguridad y educación se incumplieron, diluyeron o simularon, afirmó ayer un grupo de organizaciones de la sociedad civil.
Entre los pendientes en la agenda de seguridad, María Elena Morera citó la falta de consolidación de un sistema de profesionalización y desarrollo policial, la creación de una escuela de mandos, el fortalecimiento de la prevención del delito y la puesta en marcha del modelo de juicios orales.
“En democracia y participación ciudadana sigue pendiente el tema de los recursos que se distribuyen entre los partidos; la Ley de Telecomunicación no ha estado ampliamente discutida y consideramos que hay un grave problema porque ésta parece que va a favor de la censura.
“Nosotros lo que exigiríamos es que fuera una ley que tuviera garantizada la expresión pública, la libertad de expresión; en educación, falta la implementación de un servicio profesional docente, el cual se encuentra estancado”, afirmó la presidenta de Causa en Común.
Al anunciar junto con otras organizaciones la Segunda Cumbre Ciudadana, a realizarse los días 2 y 3 de junio en Puebla, recordó que Peña Nieto suscribió éstos y otros compromisos emanados de la Primera Cumbre, que se realizó en mayo de 2012 con la participación de más de 300 ONG.
“¿Qué carita le pondrían entonces a la gestión de Peña Nieto?”, se le preguntó a Morera.
“En algunas cosas estamos contentos y en otras no; si tuviéramos que decir si (carita) triste o feliz, tendríamos que quedarnos en medio, ni tristes ni felices. Si queremos llegar lejos, tenemos que ir unidos”, apuntó.
Maité Azuela, de Dejemos de Hacernos Pend..., dijo que si bien hubo reformas constitucionales, como la educativa y la político-electoral, no ha habido cambios de fondo ni transformación institucional, por lo que tampoco hay implicaciones positivas perceptibles en la vida cotidiana.
“No es de sorprender entonces que los resultados de su materialización no correspondan con lo que se esperaba realmente, lo cual genera incertidumbre y decepción en diversos sectores”, apuntó.
Azuela acusó que Ejecutivo federal y los actores políticos abandonaron “casi por completo” la interlocución con la sociedad civil organizada, a raíz de la firma del Pacto por México, en diciembre de 2012.
“Yo no quisiera decir si hay 50%, 70% (de avance en el cumplimiento de los compromisos), pero sí diría que vamos avanzados quizá una tercera parte de lo que hubiéramos esperado que se habría avanzado a estas alturas, a dos años del sexenio”, recalcó.
Jorge Villalobos, del Centro Mexicano para la Filantropía, agregó que el objetivo central de la Segunda Cumbre es evaluar los avances de la presente administración y definir los retos y oportunidades hacia el futuro.