Banner

EL UNIVERSAL
VILLAHERMOSA.- Algunas computadoras laptops entregadas por el Gobierno Federal a alumnos de quinto y sexto grado de primaria como parte del programa Mi Compu.MX han ido a parar a las casas de empeño que operan en la Entidad, reveló el coordinador del Comité del Programa de Equipamiento de Computadoras Portátiles en Tabasco, Carlos Arias Cancino.
Indicó que esos equipos han sido recuperados por la delegación de la Procuraduría Federal del Consumidor (PROFECO) en operativos realizados recientemente en casas de empeño, y han sido devueltos a sus dueños.
Hay “no más de treinta equipos que fueron reintegrados a sus dueños originales”, expresó, y añadió que las casas de empeño que han aceptado esos equipos han recibido sanciones económicas “muy fuertes”.
Arias Cancino añadió que “los papás de los alumnos fueron los principales personajes que fueron a empeñarlas”.
Explicó que la PROFECO acordó con la delegada de la Secretaría de Educación Pública (SEP) en Tabasco, Olivia Azcona Priego, que esas casas “no pueden tomar en garantía ningún equipo de estas laptops para ser garantes de un empeño”.
Indicó que los profesores deben estar pendientes de que los alumnos lleven sus computadoras a los salones de clase.
Mencionó que recientemente funcionarios de educación estuvieron evaluando algunas escuelas beneficiadas con el programa para garantizar que a los equipos se les esté dando un uso correcto.
Señaló que un “punto rojo” es que en promedio los alumnos las están usando dos veces por semana entre una y una hora y media, cuando deberían utilizarlas al menos tres días.
“De los puntos rojos que salieron a relucir, que yo creo que sí es a considerar, es que normalmente los maestros en el diseño que tienen de la vinculación de contenidos programáticos y de los contenidos de las laptops nos permite tener la certeza de que sí se están utilizando los equipos, pero de manera mesurada. Es decir, en una semana a lo sumo se están utilizando dos días en un promedio de hora, hora y media”, dijo.
Insistió en que lo mínimo que las deberían utilizar son tres días por semana.
En el Estado se distribuyeron 102 mil equipos en 2 mil 035 escuelas públicas de los 17 municipios.