Octavio Chávez Peñúñuri

Última Parte

Analistas: Demanda interna, lastre para crecimiento en 1T14
Se dio a conocer que la producción industrial sufrió su quinto trimestre consecutivo de descensos, en tanto que el segmento de servicios apenas creció 1%, ambos a tasa anual corregida por efectos del calendario.
Se dijo que el Producto Interno Bruto (PIB) de México durante los primeros tres meses de este año fue limitado por una demanda doméstica débil, debido en gran parte al impacto que han tenido los cambios fiscales que disminuyeron el ingreso disponible tanto de los hogares, como de las empresas, en opinión de varias analistas consultados. Asimismo, expresaron que las variaciones de diferentes segmentos del PIB fueron decepcionantes, aunque destacaron el buen desempeño del rubro de los servicios.
Un importante sector que sigue contraído es el de la producción industrial, del cual depende alrededor del 35% de la economía, y que en el primer cuarto acumuló cinco trimestres con números negativos, quitando el efecto calendario, algo que no se había visto desde la crisis financiera mundial de 2008-2009.
El sector que sí creció fue el agropecuario, a razón de 4.9% anual en el primer trimestre; sin embargo, se le considera el de menor representación en el valor del producto, pues sólo significa el 3% economía.
Una vez conocidos los resultados del citado trimestre, Deutsche Bank decidió modificar su pronóstico de crecimiento de 3 a 2.6% para el presente año, debido a una lenta recuperación de la actividad económica, aunque sigue esperando un mejor desempeño hacia delante, como resultado de una mayor demanda externa, así como una mejoría en otros aspectos.
Videgaray: México logrará tasas de crecimiento anual del 5%
Lo decimos con todo respeto, que admiramos el optimismo del titular de Hacienda al comentar que se ha empezado a ver una recuperación gradual de la economía de nuestro País, ya que se espera que durante la segunda mitad de la actual administración se pueda alcanzar una tasa cercana al 5% de crecimiento anual.
En una ocasión tuvimos oportunidad de participar como expositores en un Simposium Internacional de Contaduría que se organizó en el Instituto Tecnológico de Sonora, donde también expuso un interesante tema, la hasta entonces no muy conocida licenciada Josefina Vázquez Mota, ex candidata presidencial, y recordamos una frase que se nos quedó grabada y que dice: “¡Ojalá que a los mexicanos no nos pase lo mismo que al caballo del gallego… que el pobrecito se estaba acostumbrando a no comer… pero se murió!. ¿a qué viene el comentario?, a que lamentablemente hemos estado viendo una serie de sucesos nada agradables relacionados con la economía de nuestro País, donde sin duda han influido de manera muy impactante las reformas fiscales que entraron en vigor en este año, dicho esto con el debido respeto y sin afán de ofender o criticar a alguien, ya que lo hemos señalado en repetidas ocasiones y los pronósticos hasta el momento, nos han salido ciertos. Aún es tiempo de enderezar el camino.

FMI sugiere a México mejoras fiscales
Dentro de los consejos del Fondo Monetario Internacional a México, destaca que el Centro de Estudios de las Finanzas Públicas debe producir un trabajo analítico más profundo en materia fiscal.
Nos surge una pregunta: ¿Estamos en recesión o no?
El titular de Hacienda negó hace poco tiempo que la economía mexicana está en recesión. Tal vez usted, amigo lector, sea alguna de tantas personas que al leer o escuchar esto dirán ¿De qué País estará hablando el señor secretario? Dado que “en mi negocio, o en mi empresa, las ventas continúan disminuyendo” o tienen niveles sumamente reducidos.

¿Qué significa recesión?
En macroeconomía es la disminución generalizada de la actividad económica de un País o región, medida a través de la bajada, en tasa anual, del Producto Interno Bruto (PIB) real, durante un periodo suficientemente prolongado. No existe acuerdo en la doctrina acerca de cual es dicho periodo, si bien, con el tiempo ha venido a extenderse la opinión emitida por Julius Shiskin en un artículo publicado en el diario New York Times en 1975 en torno a dos trimestres consecutivos de caída como plazo definitorio para el término.
Para que se dé una idea amigo lector, el Banco de México proporciona los siguientes datos, donde se observa que el PIB está disminuyendo, por lo menos en los últimos tres trimestres:
PIB 3T 2013: 1.4%
PIB 4T 2013: 0.7%
PIB 1T 2014: 0.6%

De acuerdo con estas cifras y en base a lo que antes presentamos, consideramos que sí nos encontramos en una recesión; sin embargo, saque usted sus propias conclusiones.

Guajardo reitera que en México no hay recesión
El secretario de Economía, Ildelfonso Guajardo, señala que el crecimiento va con una velocidad del 3.9%, ritmo que se espera mantener durante todo 2014, por lo que no hay recesión.
Nos extraña esta declaración de Ildefonso Guajardo Villarreal, ya que es licenciado en Economía por la Universidad Autónoma de Nuevo León, maestro en Economía por la Universidad Estatal de Arizona y Estudios Doctorales en Finanzas Públicas y Economía por la Universidad de Pensilvania, y sus comentarios son en sentido contrario a lo que conocemos como recesión.
Queremos concluir con una conocida frase: “Errar es de humanos, pero no corregir el error, es de soberbios”.