Por Jessika Becerra
AGENCIA REFORMA
CD. DE MÉXICO.- Las empresas deben aprovechar el momento de invertir en México y no arrugarse, afirmó Vicente Rodero Rodero, vicepresidente y director general de BBVA Bancomer.
“Es momento de invertir y no arrugarse, los mexicanos buenos y trabajadores no perdonarían que no hiciéramos lo necesario para culminar este momento”, comentó el banquero español en la Reunión Nacional de Consejeros de BBVA Bancomer, en la que participan los clientes más grandes de la firma.
Rodero señaló que BBVA es optimista y cree en el futuro de México porque está en un momento único e histórico, al haber realizado las reformas estructurales en materia energética, financiera y de telecomunicaciones.
“Estamos comprometidos con el futuro de este País”, reiteró Rodero.
“En Bancomer somos testigos de que hay filas de empresas deseosas de instalarse en el País, México está ante una oportunidad histórica para afrontar problemas estructurales que limitan su desarrollo, como son la pobreza y la educación, los cuales para resolverse requieren mayores niveles de crecimiento económico”, destacó.
Expuso que el “mexican moment” del que se hablaba en años pasados se evaporó con el bajo crecimiento económico que presentó en 2013 y en el primer trimestre de 2014.
Agregó que aunque el crecimiento fue decepcionante y compara negativamente respecto a países de América Latina, no ha cambiado el diagnóstico favorable a largo plazo, que se reflejará en una expansión económica, incluso de 4 por ciento en el 2015.
No obstante, señaló que los retos más importantes del País son la implementación de las reglas secundarias de la Reforma Energética, ya que es la que más productividad y crecimiento aportará.
A la vez, resaltó que México necesita fortalecer el Estado de Derecho para aumentar la seguridad y reducir la corrupción, así como hacer la Reforma Educativa para avanzar en el desarrollo social.

Reforma fiscal, un peaje que hay que pagar
Por su parte, Luis Robles Maija, presidente del Consejo de Administración de BBVA Bancomer, dijo que la Reforma Fiscal no es la mejor, pero es una peaje barato que los mexicanos tienen que pagar a cambio de una Reforma Energética que aporte 1.5 puntos porcentuales adicionales al crecimiento económico del País.
Al dar la bienvenida en la Reunión Nacional de Consejeros de BBVA Bancomer, el también vicepresidente de la Asociación de Bancos de México confió en que la Reforma Energética mejorará la productividad de la economía nacional.
El banquero señaló que los efectos de las reformas estructurales deben ser analizados a largo plazo y no en la coyuntura del próximo trimestre.
“El rumbo trazado es el correcto, debemos aprovechar las oportunidades, pues es tiempo de invertir y de promover la productividad de nuestras empresas”, comentó.
Destacó que las reformas estructurales permitirán a México salir de un crecimiento inercial mediocre y exhortó a no dejarse llevar por perspectivas pesimistas de algunos analistas.