EL UNIVERSAL
CD. DE MÉXICO.- Jesús Murillo Karam, titular de la Procuraduría General de la República (PGR) admitió que en México “tenemos un serio problema de delincuencia organizada, pero no por ello vamos a recurrir a la ilegalidad para combatirlo”; dijo que ahora se trabaja con planificación, con una coordinación entre los tres órganos de Gobierno, y aunque el problema no se resolverá ni en un día o una semana y costará trabajo, es impostergable la decisión de combatir esta criminalidad, tarea en la que ya hay resultados concretos.
En su mensaje, durante la inauguración de la XXXI Conferencia Nacional de Procuración de Justicia que se realiza en Mérida, Yucatán, dijo que esta lucha “la estamos haciendo con sobriedad, sin caer en vaivenes publicitarios, estamos dando pasos firmes hacia un México donde la justicia no sea sinónimo de violencia, donde la procuración de justicia no sea sinónimo de impunidad o incapacidad”.
Reconoció que al iniciar esta administración “encontramos un reto, un México agraviado e inmerso en una grave inseguridad y violencia, un México de rezagos, de víctimas, de olvidados, de injusticia” con grupos delincuenciales fortalecidos.
Por ello, dijo el procurador, se forjó “una estrategia firme y con sustento, que en sus primeras etapas de implementación, están dando resultados positivos lo que no significa de ninguna manera que el problema no siga existiendo, pero sí significa que hemos comenzado un cambio profundo, planeado, regionalizado para revertir una realidad que no puede continuar y para poder construir justicia y paz”.
Detalló que existe el propósito específico “de llegar a cada entidad sabiendo que vamos a hacer, con la encomienda clara a cada una de las entidades que tienen que hacerlo, de cuál es su papel, con la certeza de que los gobiernos de los estados y la ciudadanía de cada uno de ellos, entienda también, el papel que tenemos que hacer, nos ha permitido tener resultados en algunos casos, puedo decirlo, porque puede probarse hasta con espectacularidad, en tiempos muy prontos, muy breves”.