Acaparó posiciones en la nueva Comisión Permanente del blanquiazul

Por Ariadna García

EL UNIVERSAL

CD. DE MÉXICO.- Gustavo Madero, dirigente nacional del PAN, tomó control total del partido al integrar la Comisión Permanente, órgano rector en la toma de decisiones, como la aprobación de candidaturas y en la cual colocó a su gente en 38 de los 40 lugares en disputa.

En la Comisión, el equipo de Ernesto Cordero obtuvo sólo dos posiciones con las senadoras Adriana Díaz Lizama y Adriana Dávila Fernández, que entraron a propuesta del Consejo Político Nacional.

Madero Muñoz propuso (por facultad reglamentaria) a 27 panistas para formar parte de la Comisión Permanente y 13 fueron formuladas por el Consejo Político.

En entrevista, Madero defendió la integración del órgano: “Hay una diversidad expresada con los votos que es muy representativa”.

Entre los nombramientos de Madero destacan: Josefina Vázquez Mota; Juan Molinar Horcasitas; su ex coordinador de campaña Marko Cortés; el asambleísta Federico Döring; el jefe delegacional en Benito Juárez, Jorge Romero; la alcaldesa de Monterrey, Margarita Arellanes, y Miguel Ángel Yunes Márquez.

De los 13 lugares que fueron propuestos y votados por el Consejo Nacional están: Arturo Salinas, Guillermo Anaya, Agustín Torres Ibarrola, Carlos Palomeque Archila y Rubén Camarillo, entre otros.



Madero tiende la mano

Al abrir la sesión extraordinaria del Consejo Político Nacional, Madero Muñoz tendió la mano a sus opositores internos para que juntos fortalezcan al partido de cara al 2015.

“Tiendo la mano a todos quienes opten por mantenerse distantes, críticos, a quienes decidan buscar construir otras acciones dentro de nuestro partido, pero deberán hacerlo desde los espacios que obtengan en los procesos democráticos que el partido abre cada vez en mayores lugares y espacios de decisión”.

Expresó que la contienda interna terminó y ahora se debe trabajar sin caer en falsos triunfalismos.

No debe haber ganadores ni perdedores, añadió, no se puede dejar que la ambición o la mezquindad nuble a los panistas de la máxima que expusieron los fundadores: una patria ordenada y generosa y una vida mejor y más digna para todos.

“Hoy no hay espacio para las difamaciones ni las calumnias que sólo dañan a nuestra institución. Hoy es deber de todos construir el partido que vuelva a ser la opción para las mujeres y jóvenes, y el referente general de las mejores propuestas y mejor visión de futuro”, dijo.

Acompañado del nuevo secretario general del PAN, Ricardo Anaya, así como de los tres gobernadores que lo apoyaron: Francisco Vega (Baja California), Guillermo Padrés (Sonora) y Rafael Moreno (Puebla), Madero Muñoz indicó que hoy se persigue un PAN más democrático y menos cupular, más nacional y menos centralista, que empodere a las mujeres, que rechaza los privilegios y que no tendrá militantes de primera ni de segunda.

Juan Manuel Oliva, quien compitió en fórmula con Cordero Arroyo, leyó un pronunciamiento a nombre del equipo corderista en donde pidieron congruencia e inclusión.

“Esperamos que esta dirigencia asuma su responsabilidad de cara a los cientos de miles de militantes que votaron por ellos y los muchos otros que pedían un PAN distinto. Hoy, Gustavo Madero tiene la palabra y la oportunidad de ser congruente con su discurso y ser un dirigente incluyente que le apuesta a la unidad”, dijo Oliva.