Admite Presidente que la inseguridad frena la marcha del desarrollo de Tamaulipas

Por Francisco Nieto

EL UNIVERSAL

TAMPICO.- En la conmemoración del Día de la Marina, el gobernador de Tamaulipas, Egidio Torre Cantú, agradeció al Presidente Enrique Peña Nieto y a los titulares de las instituciones federales por intervenir y combatir la inseguridad en la Entidad.

Frente al Presidente y su gabinete legal, incluidos los secretarios de Marina y de la Defensa Nacional, Torre Cantú reconoció que pese a los recursos naturales y marítimos de la Entidad, las condiciones difíciles de inseguridad por las que atraviesan frenan la marcha del desarrollo local.

El mandatario estatal aseguró que el pueblo tamaulipeco “demanda recuperar la paz y la seguridad que merecemos como sociedad”.

Dijo que la estrategia de seguridad federal, implementada el 13 de mayo, ha sido precisa y se debe continuar “el camino trazado”.

A su vez, el Presidente Enrique Peña Nieto agradeció la lealtad de la Marina, y valoró en especial las labores de vigilancia, pues gracias a la seguridad que brindan a quienes navegan hoy los mares de México, las vías de conexión son confiables en México y el mundo.

El Presidente anunció un plan para el resurgimiento del sector marítimo nacional, el cual se basa en cuatro acciones concretas.

La primera: la actualización del marco normativo para mejorar la competitividad del sector y, en segundo término, ampliar y modernizar la infraestructura portuaria en la que se invertirán 58 mil 600 millones de pesos.

Dijo que se proyecta en el Golfo de México la ampliación del Puerto de Altamira para atender las necesidades de una industria petrolera en crecimiento, así como la ampliación del Puerto de Veracruz en su zona Norte, para solucionar la saturación y la construcción del muelle de contenedores y carga en Tuxpan, a fin de respaldar el crecimiento de la Marina Mercante.

Destacó la modernización, en el Océano Pacífico, del Puerto de Manzanillo para impulsar el comercio exterior y alentar el turismo de cruceros, así como la edificación de una nueva terminal especializada de contenedores en ese lugar, y el desarrollo de otra terminal en Lázaro Cárdenas, Michoacán, para mover más mercancía hacia el mercado asiático.

La tercera acción es fomentar la actividad pesquera y la inversión de tres mil 100 millones de pesos para el ordenamiento del sector. La cuarta acción es la modernización de la flota marítima, indicó.

Antes, al mediodía, en la cubierta del buque Papaloapan, el Presidente fue recibido con el “silbato marino” y presenció la “evocación del marino” a cargo del capitán Gabriel Ángel Carreón, director general adjunto de la Marina.

Más tarde, en la terminal marítima de PEMEX, Peña Nieto presidió el abanderamiento de los buques Seacor Cabral y el Seacor Columbus, y depositó una ofrenda floral.

En la cámara de capitanes del buque fue “testigo de honor” de la firma de un convenio de colaboración entre las secretarías de Marina y de Turismo, para capacitar a los salvavidas de las costas del País.

El secretario de Marina, almirante Vidal Francisco Soberón Sanz, dijo que en el 97 aniversario de la Marina, esta institución es y seguirá siendo un pilar para el desarrollo nacional.

En su intervención al micrófono, aseguró que la instrumentación de la reforma energética alienta al crecimiento del sector.

“Este cambio trascendental nos alienta a seguir preparándonos y a dar lo mejor de cada uno de nosotros. Es a todas luces el inicio de una transformación que fortalecerá la soberanía nacional, un cambio favorable a México”, afirmó el almirante.