Por Alejandra López
y Alan Miranda
AGENCIA REFORMA
CD. DE MÉXICO.- Unas 154 empresas de transporte de combustibles están al borde de la quiebra porque Pemex Refinación les paga una tarifa por abajo de los costos, acusó la Cámara Nacional de Autotransporte de Carga (CANACAR).
Refugio Muñoz, director general de este organismo, aseguró que la paraestatal no cumplió el compromiso de aumentar las tarifas, por lo cual 4 mil autotanques reciben un pago que les genera 18 por ciento de pérdida.
Según un acuerdo firmado en diciembre pasado, Pemex se hizo de los servicios en exclusiva de esa flotilla para los próximos 3 años, pero incumplió en el punto de aumentar su pago.
A pesar de que se les consultó sobre el caso, tanto la paraestatal como la Secretaría de Economía no fijaron postura alguna.
Los supuestos desfases en la tarifa son anteriores a 2009. En ese año, Pemex dejó de ajustar por inflación las tarifas del servicio cada 4 meses, como establecía el contrato.
Incluso, la empresa refinadora y los transportistas solicitaron a la UNAM y al Politécnico Nacional sendos estudios sobre costos, los cuales arrojaron que la tarifa que pagaba Pemex era 30 por ciento inferior a un precio “adecuado”, relató Muñoz.
En estos 5 años se hicieron cambios a la tarifa, por lo que la pérdida se redujo a 18 por ciento.
En 2013, cuando terminó el contrato, la paraestatal solicitó una prórroga de 3 años con la promesa de que -ahora sí- cumpliría con los incrementos, pero no lo hizo.
“Si no se atiende esto de manera urgente, ellos estarían en la alternativa de parar sus camiones”, advirtió Muñoz.