Aclara la paraestatal que la infraestructura con que se cuenta evita apagones o cualquier otro problema

Por Francisco Minjares Galaviz
TRIBUNA
En el mes de mayo el consumo de energía eléctrica subió gradualmente hasta 300 mil kilowatts; sin embargo, esto no representa un riesgo para la infraestructura actual, aseguró el superintendente de la Zona Obregón de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), José de Jesús Salcido Mendívil.
A raíz de la llegada del calor y que a partir del primero de mayo entró en vigor el subsidio de verano, el consumo ha subido en casi 100 mil kilowatts durante el mes, y sin embargo, esto no representa riesgos que pueda haber apagones o cualquier otro problema.
El consumo máximo que se presentó el año pasado en la zona fue de 400 mil kilowatts durante el mes de agosto y la infraestructura eléctrica sostuvo esa necesidad sin ningún problema, lo cual demuestra que aún se tiene un margen bastante amplio de consumo. Con respecto a la cercanía de la temporada de huracanes y ciclones, el funcionario federal detalló que se ha estado trabajando en ello desde principios de año a través de la poda de árboles que se encuentren cerca del cableado o infraestructura eléctrica, mantenimiento a las redes, entre otros, esto con el fin de evitar en la medida de lo posible los apagones o problemas de este tipo.