Los empleados federales estaban desaparecidos hace mes y medio

Por Alfonso Juárez

AGENCIA REFORMA

ACAPULCO.- Luego de 39 días de haber desaparecido, tres empleados de la Secretaría de Desarrollo Social (SEDESOL) fueron encontrados sin vida al interior de una fosa clandestina, revelaron fuentes ministeriales del estado de Guerrero.

La mañana de ayer, personal de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) acudieron a la parte serrana del Municipio de Coyuca de Benítez, lugar donde se les vio por última vez con vida.

En la comunidad El Ranchito fue donde encontraron los cuerpos de los funcionarios federales, quienes se empleaban en DICONSA y LICONSA dentro de la Cruzada Sin Hambre.

La exhumación concluyó a las 16:30 horas; en el lugar encontraron uniformes de los trabajadores.

Los cuerpos estaban en estado putrefacción; habían sido rociados con cal y encima les colocaron una lápida de cemento.

El 24 de abril fue el último día que vieron con vida a Carlos López, Gustavo Abarca y Héctor López.

En el operativo también participó personal de la Fuerza Estatal en coordinación con elementos del Ejército Mexicano, PGR y Policía Ministerial.

Familiares de los funcionarios fueron avisados por las autoridades para hacer el reconocimiento de los cuerpos.

Cabe mencionar que en su momento, el gobernador Ángel Aguirre Rivero aseguraba que los encontrarían con vida.