Buscan resguardar exámenes; tras el robo de material se suspendieron las evaluaciones


Por Nurit Martínez

EL UNIVERSAL

CD. DE MÉXICO.- Entre 5 mil y hasta 20 mil pesos se vendió uno de los exámenes de Carrera Magisterial en el Estado de Veracruz, denunciaron maestros, y al presentar las copias, la Secretaría de Educación Pública (SEP) reconoció que se trata de la prueba de educación especial aplicada a 20 mil 787 profesores, por lo que podría cancelarse.

Para evitar una nueva situación de robo, la SEP solicitará que el Ejército participe en la etapa de distribución de la prueba, del próximo fin de semana, planteó la funcionaria Ana María Aceves.

“La simulación no lleva a nada. La Secretaría va a apoyar la decisión del secretario Emilio Chuayffet de que el buen maestro va a entender esta medida y vamos a hacer valer el derecho de todos los maestros hacia el ingreso y que la promoción se dé por méritos y dejar la trampa”, manifestó a El Universal.

Víctor Manuel Gutiérrez proporcionó a El Universal un total de 15 imágenes del contenido del examen tipo 06811B que supuestamente se habría aplicado en Xalapa, Veracruz, el sábado pasado.

Consultada al respecto, la directora general de Evaluación de Políticas de la Secretaría de Educación Pública (SEP), Ana María Aceves, informó que el examen de Carrera Magisterial se programó para realizarse en dos fines de semana a 541 mil maestros que buscan ascensos salariales en 31 tipos de servicio.

Las primeras 318 mil pruebas se aplicaron el fin de semana pasado y el resto serán evaluados el próximo sábado y domingo.

El lunes por la noche la Secretaría de Educación Pública (SEP) canceló la aplicación del examen de Carrera Magisterial debido a que en el Estado de Guerrero, el viernes pasado, se robaron 131 exámenes que fueron vendidos en Chiapas y Yucatán al día siguiente. La Secretaría dijo que las pruebas hurtadas correspondían al tipo 006.

Por los 131 exámenes sustraídos, 100 mil 338 maestros de cuarto, quinto y sexto de primaria deberán presentarse nuevamente a examen en una fecha aún por definir, antes de que concluya el ciclo escolar el 15 de julio.

Entre las valoraciones que deberá hacer la SEP antes de definir la reposición de la prueba será certificar cuántos de los 541 mil maestros inscritos se presentaron a la prueba, pero se estima que sólo 75% de ellos lo hace.

Como resultado de la primera fase de aplicación de Carrera Magisterial se tienen 79 exámenes cancelados a los maestros de 15 estados, entre ellos dos exámenes en Xalapa, Veracruz, porque dos personas fueron sorprendidas usando el celular y tomando copias de la prueba.

El examen entregado a este diario y que según los maestros se vendió en aquella Entidad se analiza en la SEP para identificar en el “tren de calificación” si hubo acceso al mismo previamente, aunque desde ahora Ana María Aceves reconoce que la clave que se advierte en las copias (06811B, en poder de este diario) corresponde a la del examen presentado por los maestros de educación especial. “De confirmarse serían 20 mil 787 exámenes o maestros los que tendríamos que anular”, dijo en entrevista.

Mediante un correo electrónico Víctor Manuel Gutiérrez, quien se identificó como una persona interesada en el sector educativo y se dedica a la organización de conferencias para la formación docente, proporcionó las 15 fotografías del examen que supuestamente corresponden a la prueba de Carrera Magisterial.

“Este examen sí se aplicó a los maestros en Xalapa, lo hicieron en la Secundaria Julio Zárate. Llevé las copias a los maestros que salieron de ese lugar y estuvimos preguntando y decían que sí, que ese era el examen”, afirmó.

Gutiérrez indicó que la prueba se cotizó entre 5 mil y 20 mil pesos, previo a su aplicación.

Este es el último año que se aplica el examen de Carrera Magisterial debido a que será sustituido por una nueva evaluación que aún no han definido la SEP ni el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación, en el marco de la reforma educativa.

El año pasado en estas páginas también se dio a conocer la venta de exámenes que correspondían a la Evaluación Universal.

Luego de presentar las pruebas ante las autoridades de la Dirección General de Evaluación de Políticas para su análisis, la SEP determinó que en efecto el examen “se fugó, se filtró y se vendió”, previo a la aplicación de la segunda fase, realizada el 6 de julio. En aquel momento fue la CNTE la que entregó las copias del examen vendido.

Víctor Manuel Gutiérrez explicó en entrevista telefónica que el sábado acudió a las oficinas de la SEP en Xalapa para presentar la denuncia por la venta de los exámenes, pero nadie le quiso recibir la documentación.