Concede Peña Nieto entrevista al diario español ‘El País’

EL UNIVERSAL

CD. DE MÉXICO.- El Presidente Enrique Peña Nieto afirmó al diario español “El País” que las reformas estructurales “no estamos haciendo imposición de nada”, sino construcción de consenso y mayorías, “como ocurre en toda democracia”.

El Mandatario asegura que las reformas no son pensando en la próxima elección o en dejar el sexenio “con bombo y platillo”, sino en la mejoría del País.

“El propósito, el interés, lo que nosotros vamos a defender: ni rebajar ni ceder ni claudicar el esfuerzo reformador que se hizo ya en el orden constitucional”, precisó.

En seguridad dijo que se ha estigmatizado a México, que en Michoacán no había capacidad ante el crimen y que aunque no es la misma situación, en Guerrero no podría decir que se va a aplicar la misma receta de un comisionado, pero tampoco la descarta.

“En algún mensaje que dirigí a un grupo de representantes de distintos sectores sociales (aclaré): el Presidente de México no tiene amigos. El Presidente de México está dedicado a una tarea que es servir a México y como tal asumo esta responsabilidad. Esa es mi visión”.

Comentó que parecía que “nuestra condición política no daba de sí” para sacar reformas, pues al trastocar o llegar a ciertos intereses se acababan las propuestas.

Explicó que en materia energética la ley era casi intocable, pero eso mismo no hacía posible el desarrollo del sector.

Confió en que tras los cambios constitucionales en materia energética del año pasado, sea en este mes de junio cuando se aprueben las leyes secundarias en el Congreso.

Se expuso como un político formado en las filas del PRI y que abrevó de sus principios y valores, pero “aquí no podemos casarnos con una ideología a rajatabla y no ceder”, por lo que amén de las distintas ideologías se pudo conformar el Pacto por México.

En telecomunicaciones dijo que la reforma va a permitir “un terreno mucho más parejo para la competencia donde, sin duda, se habían establecido prácticas monopólicas”, por lo que confió en que redundará en una mejor oferta de productos y mejores precios.

Pero aclara Peña Nieto, que si las cosas se hubiesen hecho como en el pasado, el resultado hubiese sido el mismo.



Mariguana

Aclara que personalmente está en contra de la legalización de la mariguana, pero ante lo que ocurre en algunas entidades de Estados Unidos, plantea sentarse a debatir el tema.

“Ya veremos qué hacemos con el asunto. Ahí están las experiencias de partes del mundo que en un momento se abrieron, legalizaron, luego dieron marcha atrás o por lo menos limitaron la apertura inicial con la que habían querido tratar el tema de drogas (...) Hay que abrir un debate”, dijo el Ejecutivo federal.