Banner

Por Mariana León
EL UNIVERSAL
CD. DE MÉXICO.- La Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) expresó su agrado por la invitación que hizo el Presidente Enrique Peña Nieto al Papa Francisco y aclaró que ésta se hace en calidad de Jefe del Estado Vaticano, porque serán los obispos los encargados de formalizar la visita como “líder espiritual”.
Eugenio Lira Rugarcía, secretario general de la CEM, explicó en entrevista que “son dos aspectos, el Papa por una parte es Jefe de la Iglesia Católica en la dimensión espiritual y pastoral, en este sentido, la invitación debe provenir de la CEM, pero el santo padre es Jefe del Estado Vaticano y así fue la visita y ese es el origen, es importante para que todo quede completado”.
El vocero del Episcopado Mexicano señaló que “el Santo Padre para nosotros los católicos representa a Cristo y es el principio de unidad de la iglesia en todo el mundo y en el caso concreto del Papa Francisco pensamos que es muy cercano, tiene un gran conocimiento de México y un gran amor a los mexicanos; nos alegra mucho que el señor Presidente haya reafirmado esta invitación”.
Dijo que esta es la segunda vez que Peña Nieto invita al Jefe de la Iglesia Católica, ya que la primera fue cuando el Presidente asistió a la misa de inauguración del Pontificado.
La invitación de los obispos llegó a Jorge Mario Bergoglio en abril del año pasado, para reiterar la primera invitación del Jefe del Ejecutivo nacional.